Publicado 22/04/2020 8:48:27 +02:00CET

Trump aclara que la suspensión de la inmigración se aplicará a la residencia permanente y durante 60 días

Coronavirus.- Trump aclara que la suspensión de la inmigración se aplicará a la
Coronavirus.- Trump aclara que la suspensión de la inmigración se aplicará a la - Contacto

MADRID, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha aclarado este martes que la suspensión de la inmigración anunciada un día antes se aplicará únicamente a las personas que buscan conseguir la residencia permanente ('tarjeta verde' o green card), se extenderá durante 60 días y no afectará a los trabajadores que ingresen en el país de forma temporal.

Trump trasladó el lunes su decisión de suspender "temporalmente" la inmigración al país norteamericano, informando de que firmará una orden ejecutiva a este respecto.

Así, el presidente estadounidense ha puntualizado que la orden se está redactando ya y que "probablemente" la firmará este miércoles. También ha precisado que puede revisarla cuando termine el período de 60 días marcado y decidir si la renueva.

"La orden ejecutiva está siendo redactada ahora, mientras hablamos, probablemente mañana", ha señalado en la rueda de prensa diaria del grupo de trabajo del coronavirus en la Casa Blanca, según ha recogido la cadena de televisión CNN.

Preguntado sobre si está usando el virus para reducir la inmigración a Estados Unidos, Trump ha asegurado que no. "No", ha zanjado, al tiempo que ha afirmado que busca "que los americanos puedan tener un trabajo".

El presidente ya se refirió al trabajo como justificación de su decisión en el anuncio realizado el lunes a través de la red social Twitter. En concreto, adujo que llevaba a cabo la medida "para proteger los trabajos de los excelentes ciudadanos estadounidenses".

En este sentido, el mandatario ha subrayado los efectos económicos de la medida, indicando que "protegerá a los trabajadores americanos". Por último, ha asegurado que la decisión se ha tomado en contacto estrecho con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), con los que ha matizado que ha trabajado "muy de cerca".

La decisión de la suspensión "temporal" de la inmigración ha sido muy defendida por la campaña de reelección de Trump para las elecciones previstas para 2020, además de por sus aliados. El mandatario estadounidense ya situó los ataques a la inmigración como el centro de su campaña electoral en 2016.

Además, desde que estalló la pandemia del coronavirus, ha llevado a cabo varias acciones que persiguen el aislamiento del país, como la prohibición de la entrada a territorio estadounidense a todos los extranjeros que hubieran estado en China o la suspensión de todos los viajes al país desde la Europa continental.

PLAN DE ESTÍMULO

Por otra parte, Trump se ha referido al plan de estímulo de 480.000 millones de dólares (441.894 millones de euros) aprobado este martes en el Senado de Estados Unidos para ayudar a pequeñas empresas y hospitales a hacer frente a la pandemia de coronavirus.

Así, el mandatario ha defendido el programa y ha asegurado que la Administración "ha trabajado agresivamente con el Congreso" para lograr que se aprobara. Además, en cuanto a los fondos destinados a hospitales, ha especificado que está "orgulloso".

En este contexto, ha urgido a la Cámara de Representantes de Estados Unidos a que apruebe el plan y ha asegurado que lo votarán "muy pronto" y "probablemente mañana".

Asimismo, Trump ha tenido unas palabras para el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, y ha puntualizado que no sabe si está enfermo, pero le ha deseado suerte. "Sólo puedo decir esto, le deseo lo mejor", ha dicho Trump. "Buena suerte", ha aseverado.

Las últimas ausencias de Kim en actos públicos, incluida una ceremonia en homenaje a su abuelo, Kim Il Sung, han reavivado las especulaciones en torno a su estado de salud.

Estados Unidos investiga si se encuentra en "grave peligro" tras una cirugía, aunque Corea del Sur dice que no ha detectado nada "inusual".

SEGUNDA OLEADA

Por su parte, la coordinadora de respuesta al coronavirus de la Casa Blanca, Deborah Birx, ha aludido a la posibilidad de que Estados Unidos experimente una segunda oleada de contagios de coronavirus que coincida con la gripe estacional.

Birx ha matizado que "no sabe si será peor" que la actual, que "ya ha sido bastante mala". No obstante, ha afirmado que cree que habrá señales "de advertencia" y ha insistido en la necesidad de "vigilar" en este sentido.

Previamente, el director de los CDC, Robert R. Redfield, ha avisado en una entrevista con 'The Washington Post' de la posibilidad de que se produzca una segunda oleada de contagios de coronavirus y de que, en caso de ser así, esta podría ser peor porque estaría paralela a la gripe estacional.

Estados Unidos es el país más afectado por la pandemia del coronavirus, con más de 823.000 casos positivos confirmados y casi 45.000 muertos.