Actualizado 12/01/2015 17:15:43 CET

Tuitea desde un baño de un tren que no tiene papel y la compañía se lo lleva

TWITTER/ADAM GREENWOOD
Foto: TWITTER/ADAM GREENWOOD

MADRID, 12 Ene. (Notimérica) -

   "¡Qué bonita es la vergüenza, mucho vale y poco cuesta!". El refranero español, siempre tan acertado y aplicable a todo tipo de situaciones, pareciera que hubiese creado esta lección de vida para Adam Greenwood, un joven que vivió la que probablemente sea la situación más embarazosa ocurrida dentro de un tren. Eso sí, llevada con absoluta dignidad, que no se diga.

   Este muchacho de 16 años viajaba hacia Glasgow cuando sintió la llamada de su cuerpo -en el más estricto sentido de la expresión- y se dirigió al baño para, seamos finos, hacer de vientre. Con tan mala suerte de que en el aseo no había papel.

   Pero "cuando la necesidad aprieta...", debió pensar Greenwood, al que no le dio el más mínimo apuro hacer partícipes de su situación a los más de 155.000 seguidores que Virgin Trains -la compañía en la que viajaba- tiene en su perfil de Twitter y, ni corto ni perezoso, posteó lo siguiente: "Acabo de hacer mis necesidades y me he dado cuenta de que no hay papel en el @virgintrain de las 19:30, de Euston a Glasgow, por favor envíen ayuda".

   "¡Ay, lo que tenemos que agradecer a las redes sociales!", pensaría dos minutos después, cuando un trabajador de Virgin le respondió preguntándole por el vagón en el que se encontraba. El joven se apresuró a responder "en el J, gracias" y el personal del tren, muy amablemente, le facilitó el ansiado rollo de papel.

   Un total de cuatro largos minutos que han servido para que Greenwood aparezca en periódicos de todo el mundo y, dicho sea de paso, como publicidad de Virgin Trains, a la que desde ahora será difícil discutirle el buen servicio y trato hacia los clientes.

   En una sola semana Adam consiguió más de mil seguidores nuevos y 677 menciones en twitter. Unos números asombrosos tal y como él mismo lo revela en su perfil. 

   Además, el joven británico es tan famoso en las redes sociales que hasta le han hecho un video en formato cómic para contar su hazaña.