La UE discute este jueves respuesta a la expulsión del embajador alemán por parte de Venezuela

428184.1.644.368.20190306201116
Vídeo de la noticia
Publicado 06/03/2019 20:11:16CET

   BRUSELAS, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Los gobiernos de los Veintiocho discutirán este jueves en Bruselas los próximos pasos después de que el Gobierno de Nicolás Maduro haya declarado persona non grata al embajador alemán en Venezuela, al que ha dado 48 horas para abandonar el país.

   "Berlín está coordinándose con nuestros socios sobre los próximos pasos", han informado a Europa Press fuentes diplomáticas.

   Los embajadores de los Veintiocho ante el Comité Político y de Seguridad de la UE discutirán este jueves la situación sobre Venezuela, un debate que ya estaba previsto de antemano, antes de que se conociera la expulsión del diplomático alemán, han precisado fuentes europeas.

   Fuentes diplomáticas interpretan la expulsión del embajador alemán como un aviso a toda la Unión Europea.

   El Gobierno de Angela Merkel ha avisado de que "toma nota" de la "incomprensible" decisión de Caracas, que contribuye a "agravar la situación", y ha dejado claro que Caracas que el apoyo de Berlín y de la UE a Juan Guaidó "es inquebrantable" a través de un comunicado del Ministerio de Exteriores, en el que ha defendido además el "trabajo excelente, especialmente en los últimos días" de su embajador.

   El embajador alemán, Daniel Martin Kriener, ha participado en encuentros con Guaidó, al igual que otros embajadores europeos. El último de estos encuentros se produjo el martes en la residencia del embajador español en Caracas, Jesús Silva, y en él participaron los embajadores de España, Francia, Alemania, Portugal, Rumanía, Países Bajos, Estados Unidos, Canadá y Chile, según fuentes diplomáticas españolas.

   El Ministerio de Exteriores venezolano ha tachado de "inaceptable que un representante diplomático extranjero ejerza en su territorio un rol público más propio de un dirigente político en clara alineación con la agenda de conspiración de sectores extremistas de la oposición venezolana" y ha dejado claro que Venezuela no aceptará la "intromisión" de diplomáticos extranjeros en sus asuntos internos en un comunicado.

   El Ejecutivo que encabeza Maduro ha expresado pese a ello su "disposición de mantener una relación de respeto y de cooperación con todos los gobiernos de Europa, para lo cual será indispensable que adopten una actitud de equilibrio constructivo que, lejos de alentar cursos golpistas y violentos, faciliten una solución pacífica y dialogada entre los actores políticos venezolanos".

   Todos los países de la UE con la excepción de Italia, Chipre, Grecia y Eslovaquia, han reconocido al presidente de la Asamblea Nacional como presidente encargado para convocar nuevas elecciones presidenciales en el país.

VENEZUELA PIDE QUE SE "RECTIFIQUE"

   La embajadora venezolana ante la Unión Europea, Claudia Salerno, aseguró este mismo martes que Caracas confía en que España y los otros países de la UE que han reconocido a Guaidó "recapaciten" y "rectifiquen" en su apoyo para volver "al canal del Derecho Internacional" y contribuyan a "promover un acercamiento del diálogo" en Venezuela.

   Asimismo, admitió que todavía no se sabe si la iniciativa de la UE de poner en marcha un grupo de contacto internacional con países de la UE y de la región --que busca facilitar las condiciones para promover una salida democrática y pacífica a la crisis venezolana-- funcionará o no.

   En este contexto, la embajadora cargó contra "el show fantástico" de varios embajadores europeos --entre ellos el español-- que acudieron al aeropuerto de Caracas a esperar a Guaidó por si "iba a ser detenido" pese a que no hay "ninguna" orden de detención en su contra.

   A su juicio, fue algo poco profesional para los diplomáticos por la norma de "no implicarse en asuntos nacionales" de otros países y ha ironizado que "hay que cuidarlo, hay que protegerlo" para evitar que Estados Unidos lo utilice como pretexto para intervenir Venezuela

   Salerno dejó claro que Caracas no aceptará "elecciones impuestas o forzadas" pero "no hay tema tabú" sobre la mesa si se abre un espacio de diálogo entre venezolanos. "Dentro de la Constitución todo, fuera nada", remachó.

   Varios países de la UE, entre ellos España, Francia, Reino Unido y Alemania, han defendido la necesidad de mantener la opción de reforzar las sanciones a Venezuela sobre la mesa en caso de deterioro.

Contador

Para leer más