Publicado 24/07/2023 13:17

La última semana de julio acaba con un descenso de temperaturas de hasta 10ºC en norte y este pero suben el miércoles

Archivo - Medidas contra la ola de calor.
Archivo - Medidas contra la ola de calor. - AYUNTAMIENTO BILBAO - Archivo

   A mitad de semana, los termómetros volverán a superar los 40ºC en muchos puntos del sur peninsular

   MADRID, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Las temperaturas de este lunes serán más bajas con respecto a la jornada del domingo y será más acusado en el norte y este peninsular, donde alcanzarán hasta 10ºC menos. Este descenso de los termómetros será la tónica general de la primera mitad de semana en todo el país aunque, a partir del miércoles, volverán a subir y se superarán los 40ºC en los valles del Guadalquivir y del Guadiana, según ha avanzado a Europa Press el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Rubén del Campo.

   Además, a lo largo de la última semana de julio, habrá pocas precipitaciones aunque se esperan algunas lluvias débiles en el Cantábrico así como tormentas en el norte y este peninsular que podrían ser intensas y estar acompañadas de granizo y fuertes rachas de viento.

   De forma más detallada, según el portavoz, este lunes 24 de julio los vientos soplarán en general desde el oeste, lo que arrastrará una masa de aire más fresca desde el Atlántico y provocará una bajada de temperaturas en gran parte de España. Este descenso se notará especialmente en el País Vasco, La Rioja y Aragón, donde soplará el Cierzo y los termómetros podrán registrar hasta 10ºC menos que el domingo, como en Pamplona, cuya máxima será de 25ºC tras haber alcanzado los 36ºC el día anterior.

   Por el contrario, los vientos procedentes del oeste y noroeste llegarán secos y recalentados al Mediterráneo, por lo que las temperaturas aumentarán en esta zona, con más de 40ºC en puntos del sureste y el litoral valenciano según las predicciones de AEMET. Así, en la ciudad de Valencia se espera una temperatura máxima de 41ºC para este lunes, al igual que en Baleares, donde además podrían haber risagas (cambios bruscos del nivel del mar) en Menorca.

   No obstante, durante la tarde de este lunes se formarán tormentas fuertes en el Pirineo catalán y sus proximidades, como ha detallado Del Campo, quien también ha advertido de la presencia de tormentas secas en zonas de la mitad oriental que dejarán lluvias escasas, aunque podrían ir acompañadas de intensas rachas de viento.

   Este martes continuará el descenso térmico que además llegará a las regiones mediterráneas, ya que los vientos recalentados del oeste perderán fuerza a pesar de que el Cierzo y la Tramontana aún dejarán rachas intensas de viento en el Valle del Ebro, puntos de Cataluña y Baleares.

   Con respecto a las temperaturas, según el portavoz, no habrá cambios significativos en el resto del país y el martes será incluso fresco para la época del año en la mitad norte, con algunas zonas entre 5ºC y 10ºC por debajo de lo normal.

   Por ejemplo, los valores oscilarán entre los 21ºC y 23ºC en Vitoria Burgos o Bilbao; entre los 25ºC y 26ºC en Logroño y llegarán a máximas de 29ºC en Zaragoza, mientras que en Madrid se superarán los 30ºC. El ambiente más cálido estará en la mitad sur, con oscilaciones de entre 35ºC a 37ºC en Córdoba, Sevilla y Murcia.

   Las precipitaciones para este martes serán escasas, salvo en el norte de Galicia y las comunidades cantábricas, donde sí caerán algunas lluvias débiles al igual que por la mañana en zonas de litoral del sur de la Comunidad Valenciana. Del Campo tampoco ha descartado alguna tormenta en el entorno de los Pirineos y en zonas de las Baleares.

   A mitad de semana, las temperaturas volverán a subir de forma generalizada con excepción del sureste peninsular. En cualquier caso, aún será un día fresco en varios puntos de la mitad norte, según ha precisado el portavoz que ha añadido que los valores mínimos serán frescos en León, Burgos, Palencia y Lugo, donde bajarán de los 10ºC durante la madrugada y las primeras horas de la mañana. Mientras, a lo largo del día, en Santander, Vitoria o Pamplona no pasarán de los 25ºC.

   Por el contrario, el ambiente más cálido estará en el Guadalquivir donde los termómetros registrarán entre 38ºC y 40ºC, e incluso habrá sensación de bochorno causado por la humedad y el calor en el Mediterráneo.

   Asimismo, en el área mediterránea la madrugada será muy cálida con noches tórridas de más de 25ºC durante la madrugada y más de 30ºC a primeras horas de la tarde. En cambio, el viento continuará soplando con fuerza en el norte de Cataluña y Baleares y las precipitaciones del próximo miércoles serán escasas, aunque se prevén chubascos dispersos en el sur de la Comunidad Valenciana, Murcia, Andalucía y Cantábrico oriental, Pirineos y zonas de Cataluña.

TORMENTAS EN EL NORDESTE Y VUELVEN LAS NOCHES TÓRRIDAS AL MEDITERRÁNEO

   Con respecto a este aumento de temperaturas, el jueves los valores subirán en la mitad norte y, a pesar de que puede refrescar algo por el sur, se superarán los 34ºC en los valles del Ebro, Tajo, Guadiana y Guadalquivir, y localmente se prevén más de 36ºC, según la predicción de AEMET.

   Los valores de esta jornada diurna también irán en aumento, con noches tórridas durante la madrugada del jueves en el Mediterráneo, acompañadas de bochorno causado por las altas temperaturas y la oscuridad.

   Así, lo más destacado de esta jornada serán las tormentas del nordeste ya que, como ha subrayado el portavoz de AEMET, en Navarra, La Rioja, Aragón y el norte de Cataluña estas tormentas podrán ser localmente fuertes e ir acompañadas de granizo.

   De cara al viernes y al fin de semana, se prevé que el calor continúe en aumento y será intenso a final de semana, principalmente en la mitad surpeninsular, donde las temperaturas superarán los 40ºC en el Valle del Guadalquivir. En cualquier caso, el tiempo seco y estable predominará este viernes y fin de semana, con la presencia de algunas nubes y lluvias débiles en el Cantábrico y algún chubasco tormentoso en los Pirineos y zonas de montaña.

   Con respecto a las Islas Canarias, durante los próximos días predominarán los vientos alisios, que en las zonas más expuestas soplarán con intensidad además de arrastrar nubes al norte de las islas mientras que los cielos estarán despejados en el resto del archipiélago. Según la AEMET, las temperaturas máximas oscilarán entre los 25ºC y 27ºC en zonas costeras del norte y entre 28ºC y 30ºC en el sur de las islas.