La UNESCO denuncia que solo uno de cada diez asesinatos de periodistas acaba en los tribunales

Publicado 16/03/2019 16:19:22CET
REUTERS - Archivo

   La organización de la ONU considera a México y Afganistán como los países más peligrosos para ejercer la profesión

   Detecta un aumento en el número de reporteras asesinadas, así como de periodistas que investigan la corrupción política

   MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Afganistán y México han sido los dos países más peligrosos del mundo para ejercer el periodismo durante 2016 y 2017, según un informe publicado por el Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, la UNESCO, donde coloca a los dos países, entre los cuales han muerto 50 periodistas en esos dos años, casi una tercera parte de los 182 reporteros asesinados en todo el mundo, ante la pasividad de las autoridades.

   La mayor parte de los fallecidos son periodistas de televisión, los que se exponen al peligro más grande al viajar a los frentes de combate para recoger la información, en una tendencia que repite la marcada en el informe anterior, que cubría el periodo desde 2014 a 2015.

   Sin embargo, la UNESCO destaca que más de la mitad de los fallecidos en 2017, un 55 por ciento, no estaban cubriendo conflictos armados, sino temas de interés local y político, como la corrupción. La UNESCO también ha detectado un aumento en el número de reporteras fallecidas en 2017 (un 14%), en "la continuación de una tendencia que se ha vuelto aparente en los últimos años", según el documento.

IMPUNIDAD

   La UNESCO lamenta que la impunidad sigue representando un "desafío clave" porque, de los 1.010 asesinatos de periodistas registrados en 2017, solo 115 acabaron en manos de un tribunal.

   Ello quiere decir que un 89 por ciento de estos casos siguen sin resolverse, y que esta impunidad "anima a los atacantes a repetir sus actos" y "refuerza la autocensura dentro de la propia profesión".

UN PERIODISTA MUERTO CADA CUATRO DÍAS

   "Un testigo silenciado cada cuatro días, un periodista muerto cada cuatro días", lamenta la UNESCO, que detalla que esta violencia no conoce fronteras. En 2017, el mayor número de asesinatos ocurrió en la región del Pacífico (34 por ciento) mientras que el año anterior la mayor parte de estas muertes fueron registradas en los países árabes (un 31 por ciento).

   Afganistán y México encabezan las muertes en estos dos últimos años. En 2016 murieron 13 reporteros en cada país. Al año siguiente, México registró 13 muertos por 11 de Afganistán.

   La respuesta de los gobiernos ha descendido respecto de 2017, cuando un 74 por ciento de los países atendieron las peticiones de investigación de la secretaría general de la UNESCO sobre la violencia contra los reporteros. El porcentaje en 2018 ha sido del 64 por ciento.

Para leer más