UNICEF alerta sobre el impacto psicológico en los niños de la caravana de migrantes centroamericanos

Niños de la caravana de migrantes centroamericanos
REUTERS / HENRY ROMERO
Publicado 07/11/2018 18:40:16CET

   MADRID, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha alertado este miércoles sobre el impacto psicológico en los niños de la caravana de migrantes centroamericanos que avanza hacia Estados Unidos, que podrían enfrentarse a un "trauma complejo" por las experiencias que les obligaron a migrar y las dificultades del camino.

   Los niños migrantes "están viviendo una crisis humanitaria" que requiere intervenciones de la ONU y las ONG para evitar "consecuencias físicas", pero también están expuestos a un impacto psicológico que podría tener "consecuencias emocionales graves que podrían afectar a su bienestar tanto a corto como a largo plazo".

   A este respecto, UNICEF ha explicado que "los cambios extremos y repentinos, la incertidumbre, el agotamiento físico, las condiciones precarias de alojamiento, las pérdidas --de hogar, rutina, escuela, seres queridos que quedaron atrás-- son experiencias inquietantes y perturbadoras para cualquier ser humano, particularmente para los más jóvenes".

   A ello hay que sumar "las experiencias previas de violencia", que en muchos casos son la causa de la emigración, y "la incertidumbre y el estrés de los padres".

   Un cóctel que, según la agencia de la ONU podría tener "un impacto negativo en su salud física y mental que, de no ser atendido puntualmente, podría convertirse en estrés tóxico y trauma complejo".

   UNICEF ha puesto en marcha un programa de apoyo psicosocial para "atenuar el impacto que supone haber tenido que abandonar sus hogares y desplazarse en condiciones que están poniendo a prueba la integridad física y emocional de los adultos y más aún de los niños y adolescentes".

   Las tareas se concentran en estos momentos en la frontera sur de México y en la localidad de Jesús Martínez 'Palillo', en Ciudad de México, donde se empieza a congregar gran parte del grupo. Ha cread espacios para facilitar el juego y el descanso y hay actividades como ejercicios de relajación emocional, lectura de cuentos y dibujo.

   Pese a ello, los trabajadores de UNICEF han observado "angustia y estrés" en los niños que no quieren separarse de su madre o de su padre, prefieren regresar a su lado en lugar de jugar con otros niños y preguntan constantemente si "ya se acabó la violencia".

   En este contexto, UNICEF ha hecho un llamamiento al público "para que se solidarice con la infancia y la adolescencia migrante, apoyando todo esfuerzo por garantizar su protección y el cumplimiento de sus derechos sea cual sea su condición migratoria".