Uruguay.- Declaran ante el juez familiares del militar uruguayo fugado, acusado de violaciones de los DDHH en Argentina

Actualizado 06/07/2006 22:49:00 CET

MONTEVIDEO, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

Hoy declararán ante el juez Juan Carlos Fernández varios familiares y allegados de Gilberto Vázquez, el ex militar uruguayo que se fugó el pasado lunes y quien está acusado de violaciones de los derechos humanos en Argentina.

El magistrado ha citado a la ex pareja de Vázquez, que trabajó en el Hospital Militar y que casualmente el día de la fuga estuvo en el edificio y dejó estacionado su coche en la puerta, según informa el diario uruguayo 'El País'.

El juez se personó ayer en el centro sanitario y recabó el testimonio de los médicos y funcionarios que atendieron al ex militar el lunes por la mañana. Además, la policía realizó varios registros en domicilios de personas vinculadas a Vázquez, pero por el momento no se descubrió ninguna pista que conduzca al lugar en el que se esconde.

Por el momento, los investigadores creen que el militar no se habría ido del país. De todos modos, Interpol también viene actuando en la frontera y a través de contactos con las oficinas del servicio en Brasil y Argentina.

PODRÍA ESTAR EN MONTEVIDEO

Fuentes vinculadas al caso explicaron a 'El País' que el coronel retirado estaría en Montevideo, tendría un arma y ofrecería resistencia si fuera capturado, según la estimación de integrantes del Gobierno y del Ejército.

Vázquez había anunciado a militares y civiles que visitaban el casino de la División de Ejército I, donde se encontraba recluido hasta el lunes, su intención de no permanecer por "mucho tiempo" en la unidad y que no aceptaría se extraditado a Argentina. Así, se negaba a aceptar algún grado de culpabilidad en el caso del secuestro y asesinato de María Claudia García de Gelman, afirmaron las citadas fuentes.

Por otro lado, fuentes oficiales mantienen que el militar retirado recibió apoyo logístico de "algún grupo minúsculo castrense", cuyo objetivo principal sería el de intentar "la caída" del comandante Díaz. También se estima que por su estado de salud, sus características personales, la decisión de Díaz de someterlo a un Tribunal de Honor y por el malestar que generó entre sus camaradas de armas, Vázquez difícilmente se entregue sin resistirse si es encontrado por la policía.