El Gobierno uruguayo aclara que los turistas no podrán comprar marihuana

Actualizado 26/12/2013 18:57:33 CET
Foto; Miguel A. Muñoz Romero, RVEDIPRESS
Foto realizada por: Miguel A. Muñoz Romero de RVEDIPRESS

Reitera que la nueva ley es "un ensayo" para luchar contra el narcotráfico

   MADRID, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El director nacional de Turismo de Uruguay, Benjamín Liberoff, ha aclarado que los turistas no podrán beneficiarse de la ley de regularización de la marihuana, ya que solo podrán comprarla los residentes. "No es el caso holandés", ha sostenido.

   En una entrevista concedida a Europa Press, Liberoff ha explicado que la nueva norma jurídica tiene como objetivo regular la producción y la venta de la marihuana, no el consumo, ya que no estaba penalizado en el país sudamericano.

   Liberoff también ha apuntado que esta ley solamente es aplicable a los residentes en Uruguay, lo que implica que los turistas no podrán comprar legalmente marihuana en el país. "No queremos que esto sea un 'viva la Pepa'", ha señalado.

   El funcionario uruguayo ha indicado que el Gobierno de José Mujica "no está promoviendo un tipo de turismo asociado a la marihuana, ni nada parecido", con este texto legal.

   Interrogado sobre si el requisito de la residencia para poder comprar marihuana provocará una avalancha de solicitudes en este sentido, lo ha descartado, recordando que "Uruguay tiene otras muchas cosas".

   "Uruguay tiene desde hace años una política de promoción de la residencia. Somos unos tres millones de personas en 176.000 kilómetros cuadrados, tenemos territorio de sobra para acoger", ha dicho, en una conversación telefónica.

   Liberoff ha admitido que las solicitudes de residencia se han disparado, pasando de las 2.800 que suele recibir anualmente de media a unas 6.000, según datos de la Dirección Nacional de Migraciones, pero ha considerado que "no tiene relación" con la nueva ley.

   "Puede tener que ver con otras leyes, como la del matrimonio igualitario, o con la tolerancia de la sociedad uruguaya, en general, o con el crecimiento económico que hemos experimentado estos años", ha considerado.

   Además, ha señalado que, en el caso de que todas estas solicitudes de residencia estuvieran motivadas por la regularización de la marihuana, "no representaría un problema para Uruguay porque no estamos hablando de un volumen numérico importante".

   Con todo ello, ha considerado que la nueva norma jurídica no perjudicará a la imagen internacional del país, sino "todo lo contrario". "La revista británica 'The Economist' acaba de elegir a Uruguay como país del año", ha recordado.

   "No solo es por esta normativa", ha dicho en alusión a la designación de 'The Economist'. "Uruguay tiene una expectativa de vida similar a la europea, por ejemplo", ha subrayado, mencionando también las condiciones laborales y de jubilación y la ausencia de enfermedades presentes en la región, como el dengue o el cólera.

   "Hay una serie de cosas. Yo creo que las condiciones están dadas para que la gente nos conozca. Y nosotros somos los primeros interesados en ello", ha remachado.

"UN ENSAYO"

   Liberoff ha destacado que el objetivo de esta norma jurídica es "combatir el flagelo del narcotráfico", sobre todo, "por el gran deterioro social que está provocando", pero ha reconocido que se trata de "un ensayo".

   "Uruguay está asumiendo un reto, hay que decirlo, pero es que si siempre hacemos lo mismo no se pueden esperar resultados distintos", ha dicho en alusión a la política dominante de luchar contra el tráfico de drogas con la fuerza.

   "Nadie nos asegura que no nos estemos equivocando", ha admitido, al tiempo que ha considerado que "merece la pena probar" si con ello es posible "evitar que unos pocos se lucren con un mercado (de drogas) que está haciendo daño a muchos".

   Liberoff ha asegurado que el Gobierno "es consciente de que muchos países están mirando con atención (a Uruguay)" y ha expresado su disposición a "asumir cualquier iniciativa, cualquier alternativa, que presenten".

   Preguntado sobre la posibilidad de ampliar esta ley a otras drogas, en el caso de que este "ensayo" dé buenos resultados, ha subrayado que, de momento, solo está contemplado para la marihuana, aunque ha apuntado que "se trata de un debate abierto".

SALUD PÚBLICA

   El director nacional de Turismo de Uruguay también se ha referido a las consecuencias que la legalización de la producción y la comercialización masiva de marihuana tendrá, en términos económicos, para la salud pública.

   "No creemos que vaya a afectar especialmente porque con esta ley no estamos diciendo 'fume que no hay problema'. No estamos promoviendo los vicios", ha enfatizado, recordando que el país ha sido de los primeros en la región en aprobar normas contra el tabaco y el alcohol.

   Liberoff ha añadido que "el presupuesto para el sistema de salud se ha venido incrementando en los últimos años porque había que mejorarlo", de modo que esta norma no supondrá un coste adicional, ya que se trata de una transformación global.

   Si bien, ha admitido que "a lo mejor hay que ampliar algunas áreas para completar (la cobertura sanitaria)". En concreto, ha apuntado a los tratamientos contra las adicciones, lo que incluye los centros de rehabilitación.