Actualizado 19/03/2006 17:37:20 +00:00 CET

Uruguay.- Investigan las causas de la tragedia que costó la vida a siete personas mientras se grababa un programa de TV

MONTEVIDEO, 19 Mar. (EP/AP) -

La Justicia uruguaya comenzará a investigar las causas que provocaron la muerte de siete personas que participaban en un programa de televisión, cuando una locomotora y dos vagones de un tren se precipitaron sobre quienes intentaban moverlos.

El juez de la ciudad de Young, Mario Suárez, citó para mañana al director del hospital local que se iba a beneficiar de los recursos obtenidos en el programa de televisión, a los funcionarios que estaban dentro de la locomotora y a los docentes de educación física que estaban a cargo de dar la orden para que comenzara a movilizarse el tren.

La tragedia, que dejó siete muertos y 12 heridos, ocurrió el viernes en Young, a unos 380 kilómetros al oeste de la capital, Montevideo.

Suárez dijo en declaraciones publicadas hoy por el diario uruguayo 'El País' que para el martes citó a los responsables del programa televisivo 'Desafío al corazón', que emite Canal 10 de Montevideo, así como los periodistas, camarógrafos y productores que estaban trabajando en el momento de la tragedia.

El reto consistía en arrastrar con cuerdas la locomotora y los dos vagones. Aparentemente se precipitaron y la mole de hierro de 56 toneladas comenzó su camino de destrucción arrastrando a quienes estaban frente a ella hasta que pudo ser frenada. Se pretendía recaudar unos 30.000 dólares para mejorar el hospital estatal de Young.

El juez desestimó en principio cualquier negligencia, aunque espera que mañana le llegue un informe elaborado por los peritos técnicos de la Policía.

"El único comentario irregular que escuché fue que una persona gritó '¡Vamos!', antes del tiempo dispuesto" para comenzar la prueba, dijo, y explicó que se quiere identificar a quien habría dado la orden y que podría ser el responsable de la tragedia, ya que la locomotora comenzó a moverse varios minutos antes de lo previsto, según los testigos.

Acompañados por una multitud, seis féretros fueron transportados ayer al cementerio de la ciudad, donde se realizó un oficio religioso. El séptimo de los fallecidos, el pastor luterano Gustavo Muniz, de nacionalidad argentina, fue enterrado en la ciudad de Nueva Helevecia, en el suroeste del país.

El Gobierno uruguayo expresó su pesar por la tragedia y dispuso que la ministra de Salud, María Julia Muñoz, viajara a Young a manifestar su apoyo a las familias de las víctimas, a la población y a las autoridades.