Actualizado 25/02/2017 18:36 CET

Uruguay reabre el debate del derecho de los hombres a decidir sobre el aborto

Afrontar la pérdida de un bebé
THINKSTOCK

   MONTEVIDEO, 25 Feb. (Notimérica) -

   Uruguay ha emitido un fallo inédito en materia de interrupción del embarazo, por el cual el progenitor de un no-nato ha conseguido detener el proceso de aborto de su expareja.

   La mujer, que se quedó embaraza tras una relación sentimental de seis meses, decidió interrumpir la gestación acogiéndose a la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, que permite abortar de forma legal durante las primeras 12 semanas. Cuando llevaba 10 semanas embarazada, solicitó en un centro médico que se le realizase este procedimiento.

   Un fallo judicial ha prohibido que este procedimiento fuese realizado, solicitado por el padre del feto mediante un recurso de amparo. Según indica el texto judicial, el futuro padre ha afirmado "haber intentado de todas las formas posibles hacer reflexionar a la demandada para que depusiera su actitud, lo cual resultó infructuoso". Debido a esto "se activaron los mecanismos legales tendientes a la protección de la vida del hijo en común".

   Para conseguir la detención del podrecimiento, el hombre ha asegurado ante el juzgado de la ciudad de Mercedes (departamento de Soriano), que estaba dispuesto a hacerse cargo de su futuro hijo él solo, así como que tenía los medios para hacerlo. También fue presentado un recurso de inconstitucionalidad por su abogado.

   El motivo de este fallo no es la consideración de que el padre tenga derecho a decidir sobre el abordo de su expareja, algo que no se encuentra contemplado en la legislación uruguaya, sino el incumplimiento de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

   En el artículo 3, el incumplido por la mujer embarazada, según ha dictaminado la jueza, se estipula que se deben registrar en la historia clínica "las circunstancias derivadas de las condiciones en las que ha sobrevenido la concepción, situaciones de penuria económica, sociales o familiares o etarias que a su criterio le impidan continuar con el embarazo en curso".

   La interrupción del procedimiento de aborto de esta mujer ha reabierto el tema del derecho al aborto en el país. Existe en Uruguay un sector muy crítico contra este fallo judicial, quienes consideran que la justificación es simplemente una excusa para no permitir abortar a la mujer.

   Por otro lado, están los que ponen el valor el hecho de que el padre sea sujeto de derecho ante el niño no-nato, según ha informado 'BBC Mundo'.

   Esta es la primera vez que la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo es cuestionada en el país desde su aprobación, en 2012. El fallo de esta jueza podría sentar precedente y terminar por modificar la legislación vigente sobre la materia en Uruguay.