Publicado 25/12/2015 17:32:31 +01:00CET

¿Por qué las vacaciones son buenas para la salud?

Vacaciones buenas para la salud
FLICKR

   MADRID, 25 Dic. (Notimérica) -

   No es ninguna sorpresa que las vacaciones son buenas para nosotros, nos permiten salir de la rutina, tener tiempo para nosotros mismos y disfrutar de las actividades divertidas que nos hacen sentir bien. Además, tomar un descanso del trabajo para relajarte durante las vacaciones tiene otros beneficios que son buenos para la salud.

   1. LAS VACACIONES DESESTRESAN

   Tomarse unas vacaciones es una buena forma de combatir el estrés diario, ya que la rutina agota tanto nuestro cuerpo como nuestra mente. Varios estudios y la Asociación Americana de Psicología apoyan la idea de que alejarse temporalmente de nuestras tareas y obligaciones diarias nos despejan la mente y nos ofrecen más espacio y tiempo para nosotros del que habitualmente tenemos.

   Un breve descanso nos permite hacer actividades que nos gustan y, sobre todo, tiene un gran efecto favorable en nuestros niveles de estrés.

   2. MEJORAN LA SALUD

   Según varios estudios, existe una relación entre el tiempo de vacaciones y la disminución del riesgo de padecer determinadas enfermedades o trastornos. Por ejemplo, tomarse unas vacaciones regularmente podría reducir el riesgo de sufrir enfermedades del corazón.

   Aunque es difícil definir en qué medida tomarse un descanso del trabajo está relacionado con la salud, lo que sí es un hecho es que unas vacaciones mejoran la salud cardiovascular. Según estudios, las personas que tienen al menos una semana de vacaciones cada año son un 30 por ciento menos propensas a tener un ataque al corazón.

   3. SE FORTALECEN LAS RELACIONES

   La clave del éxito de las relaciones es pasar tiempo con otras personas, sin embargo, a menudo priorizamos nuestro trabajo y nuestras obligaciones a disfrutar con nuestros amigos, familiares o pareja.

   De esta forma, unas vacaciones nos ofrecen el tiempo necesario para volver a conectar con nuestros seres queridos. Entre otras cosas, viajar durante las vacaciones es una buena actividad para estrechar lazos con aquellos que teníamos olvidados, ya que nos permiten compartir experiencias que ayudan a fortalecer las relaciones.

   Según un estudio de la universidad de Harvard, las personas con fuertes relaciones sociales tienden a sentirse menos estresadas, son menos susceptibles a padecer enfermedades y son menos propensos a tener problemas de salud mental como la depresión.

   4. BENEFICIAN LA SALUD MENTAL

   La salud mental también se ve afectada de forma favorable durante las vacaciones. Un estudio de la Clínica Marshfield en Wisconsin informó que las mujeres que disfrutan de su tiempo de vacaciones de forma regular tienen un menor riesgo de padecer depresión.

   5. DESPEJA NUESTRO CEREBRO

   La mayoría de nosotros realizamos tareas rutinarias a diario que requieren toda nuestra concentración y eso agota nuestro cerebro. Además, las tareas repetitivas no nos permiten mucha flexibilidad mental y eso implica que seamos menos espontáneos y creativos.

   Por eso, unas vacaciones otorgan un descanso a nuestro cuerpo y a nuestra mente, permitiendo volver al trabajo con la mente despejada.

6. PROPORCIONAN UNA NUEVA PERSPECTIVA

   Las nuevas experiencias de las que podemos disfrutar estando de vacaciones, ya sea viajando a un lugar exótico o visitando un nuevo museo de la ciudad, nos permiten aprender sobre la gente que nos rodea. Cuando conocemos diferentes culturas a través de nuevas experiencias, aprendemos a ser más comprensivos y esto nos ayuda a entender el mundo de otra forma.

   Estas nuevas perspectivas pueden ser beneficiosas en muchos sentidos, ya que nos pueden llevar cambiar nuestra mentalidad a la hora de comenzar un proyecto o enfrentarnos a las dificultades, por ejemplo.

   7. ESTIMULAN LA PRODUCTIVIDAD

   El descanso que nos proporcionan unas buenas vacaciones influye en la manera en la que regresamos a nuestras obligaciones. Nuestra mente despejada nos permite ser más creativos y encontrar nuevas formas de resolver problemas. Además, estar descansado nos otorga la resistencia mental necesaria para continuar trabajando y nos ayuda a dar lo mejor de nosotros mismos en nuestras tareas.

   8. LAS VACACIONES SON INCENTIVOS

   Unas buenas vacaciones son un buen incentivo para mucha gente, ya que nos hace estar más motivados para conseguir nuestros objetivos y ser más productivos. Tener un estimulo que nos recompense por el trabajo bien hecho nos impulsará ser constantes en nuestras tareas y nos hará sentir merecedores de ese premio.