Actualizado 10/08/2015 8:03:08 +00:00 CET

Varias minas de cobre suspenden labores tras las tormentas en la costa de Chile

SANTIAGO, 10 Ago. (Reuters/EP) -

   Varias minas de cobre de la costa de Chile, principal exportador del mundo, han decidido suspender sus labores tras la llegada de fuertes lluvias y vientos que han azotado el cono sur de Latinoamérica durante el fin de semana.

   Más de 1.000 personas de Antofagasta, en el extremo norte de Chile, hasta Los Ríos, en el sur, han resultado afectadas. Algunos han tenido que dirigirse a refugios después de ser evacuados o han perdido sus casas por las inundaciones.

   Además, más de 120.000 personas se han quedado sin energía eléctrica, ha informado el servicio de emergencias Onemi. En la ciudad de Tocopilla han muerto tres personas, mientras que otras tres han fallecido en accidentes a lo largo de la costa.

   Tras meses de sequía, las lluvias, que comenzaron la semana pasada en el centro de Chile y se han extendido hacia el norte, han llevado algo de alivio a los productores agrícolas y a los propietarios de centros de esquí, pero han supuesto más malas noticias para la industria del cobre chilena.

   Este sector se localiza principalmente en el norte del país y ya ha resultado afectado por inundaciones a lo largo de año. La compañía estatal Codelco ha informado de la suspensión de operaciones en la mina de Cuchicamata, la segunda mayor de la empresa como medida de seguridad.

   Codelco también ha detenido temporalmente las operaciones en su mina Radomiro Tomic durante la mañana pero posteriormente ha podido reanudar los trabajos. Por otro lado, una huelga ha provocado la paralización de operaciones e su mina Salvador.

   Por otro lado, la costa centro del país se ha enfrentado a unas mareas que no se habían producido en 40 años, con olas de hasta diez metros de altura, que han afectado tanto a vehículos como barcos de pesca.