Actualizado 31/10/2006 14:42 CET

Vaticano.- El cardenal franciscano brasileño Claudio Humes, nuevo prefecto de la Congregación para el Clero

VATICANO, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

El cardenal Claudio Hummes ha sido nombrado nuevo Prefecto de la Congregación para el Clero, según informó hoy la Oficina de Prensa de la Santa Sede. Así, Benedicto XVI acogió también hoy la renuncia presentada por el cardenal Darío Castrillón Hoyos, quien ha ostentado el cargo desde su nombramiento por Juan Pablo II el 23 de febrero de 1998.

Según el ex prefecto de la Congregación para los Obispos, el cardenal Lucas Moreira Neves, "monseñor Claudio Hummes es un hombre muy completo, con experiencia en varios campos pastorales, incluyendo la pastoral social, vida y familia, evangelización de la cultura y ecumenismo".

El cardenal Eugenio Araujo de Sales, arzobispo de Río de Janeiro (Brasil), tiene una opinión similar: "Es un pastor leal al Santo Padre, amigable, cercano a la gente y que enfrenta los retos".

El cardenal Claudio Hummes, de 72 años de edad, era hasta la fecha arzobispo de San Paolo, Brasil. Se trata de uno de los últimos cardenales creados por Juan Pablo II en el Consistorio del 21 de febrero de 2001. Nacido en Monteñegro (Brasil) es hijo de inmigrantes brasileños.

Se ordenó como sacerdote franciscano el 3 de agosto de 1958 y estudió tanto en Roma, su doctorado en Filosofía en el Ateneo Antunianum, como en Suiza, una especialización sobre el ecumenismo en el Instituto Ecuménico de Bossey en Ginebra. Sirvió como superior de la Provincia Franciscana de Río Grande do Sul, en Brasil, y como presidente del Consejo Franciscano Latinoamericano.

El cardenal brasileño es respetado en Latinoamérica por su papel como mediador entre compañías y gremios siendo arzobispo de Fortaleza, en Brasil, una de las diócesis donde las empresas Volkswagen y Ford tienen sus plantas más grandes. En este periodo ganó amplia experiencia pastoral en el mundo trabajador.

Es uno de los primeros arzobispos latinoamericanos en abrir las puertas a los nuevos movimientos eclesiales, como los Carismáticos. Durante el primer mensaje emitido como arzobispo de Sao Paulo, el cardenal Hummes manifestó: "Recen por mí y no me miren con temor, porque llego como un obispo para todos".