El Vaticano investiga a un exobispo argentino acusado de abusos sexuales

El Papa Francisco nombra a 14 nuevos cardenales
REUTERS / TONY GENTILE - Archivo
Publicado 04/01/2019 20:15:06CET

   ROMA, 4 Ene. (EUROPA PRESS/Notimérica) -

   El Vaticano está investigando de forma preliminar al exobispo argentino Gustavo Zanchetta, quien trabajó durante años en un alto puesto de administración en la Santa Sede y que fue acusado por varios sacerdotes y seminaristas de abuso sexual y otras faltas de conducta.

   Según ha confirmado el nuevo portavoz, Alessandro Gisotti, las acusaciones contra Zanchetta surgieron en los últimos meses, casi un año después de que el Papa creara la nueva posición para él como "asesor" de la oficina de administración financiera de la Santa Sede.

   "Después de la renuncia transcurrió un periodo de tiempo en España. Después del periodo en España, en consideración a su capacidad de gestión administrativa, fue nombrado Asesor de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA), un encargo que no prevé ninguna responsabilidad de gobierno del dicasterio", ha indicado Gisotti. Además, ha especificado que mientras dure la investigación preliminar, monseñor Zanchetta "se abstendrá del trabajo" en la Santa Sede.

   Zanchetta fue obispo de Orán entre agosto de 2013 y agosto de 2017 cuando el Papa aceptó su renuncia. En esa ocasión, el prelado argentino adujo problemas de salud y señaló que debía "partir lo antes posible para iniciar el tratamiento" de su enfermedad en otro lugar.

   Pero, según ha señalado Gisotti, monseñor Zanchetta había renunciado de forma repentina "porque tenía relaciones difíciles con sus sacerdotes" y era "incapaz de gobernar al clero". "En el momento de su renuncia había acusaciones contra él de autoritarismo, pero no había acusaciones de abuso sexual", ha sentenciado.

   Sin embargo, la semana pasada una investigación del diario 'El Tribuno' reveló que la salida del obispo de Orán había tenido que ver con las denuncias que tres sacerdotes presentaron acusaciones contra él. Los hechos denunciados se dieron entre 2014 y 2015 y todas las supuestas víctimas eran mayores de edad en el momento de su comisión.

   El caso Zanchetta podría convertirse en otro caso polémico de gestión por parte del Papa si se revelara que el Pontífice conocía que estaba acusado de abusos sexuales y hubiese mediado personalmente encontrándole un trabajo en el Vaticano.

Contador