Actualizado 12/09/2013 20:18 CET

El Papa Francisco pilotará por el Vaticano un viejo auto que le regaló un sacerdote

Papa Francisco en Roma
Foto: REUTERS

CIUDAD DEL VATICANO (Reuters/EP)

   El Papa Francisco conducirá por los alrededores de la Ciudad del Vaticano al volante de un coche de segunda mano, un Renault 4, popularmente conocido como 'cuatro latas', del año 1984 y con 300.000 kilómetros.

   Este automóvil de color blanco se lo regaló un sacerdote de 70 años del norte de Italia, el padre Renzo Rocca, que llevó al Papa a dar un paseo por el interior de los muros de la pequeña ciudad estado.

   "Creo que el Papa lo conducirá un poquito dentro del Vaticano", señaló el pasado jueves el viceportavoz de la Santa Sede, el padre Ciro Benedettini.

   Después de que el Papa pidiera a los sacerdotes que no condujeran coches caros para ahorrar y dar el dinero a los pobres, Zocca le escribió una carta diciéndole que él había usado el mismo coche durante décadas y que quería regalárselo.

   Así, el fin de semana pasado, se lo llevó hasta el Vaticano junto a varios de sus feligreses y una vez allí, el Papa Francisco le dijo que sabía cómo conducirlo porque él tenía un Renault 4 en Argentina. Después de esto, se subió y lo condujo, según contó Zocca a la revista católica italiana 'Famiglia Cristiana'.

   Desde su elección el pasado 13 de marzo, Francisco siempre ha mostrado su apuesta por los medios de transporte sencillos. Así por ejemplo, en Buenos Aires se desplazaba en metro y la noche de su elección rechazó la limusina papal para trasladarse en un minibús con el resto de cardenales.

   Además, durante su viaje a Brasil en julio, recorrió Río de Janeiro en un pequeño Fiat y cuando visitó un centro de refugiados en Roma el pasado martes usó un Ford Focus del Vaticano.