Venezuela.- Una actriz de telenovelas niega su romance "y menos una boda" con Hugo Chávez porque "no es su tipo"

Actualizado 30/06/2006 15:15:00 CET

CARACAS, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

La actriz de telenovelas, modelo y empresaria venezolana Ruddy Rodríguez ha desmentido una vez más su supuesto romance con el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, después de que en los últimos días hayan aparecido más rumores sobre una inminente boda entre Rodríguez y Chávez.

"Primero, no me puedo casar con alguien si antes no ha habido un romance. Segundo, la bigamia es un delito en Venezuela -el divorcio con su ex marido aún no se ha materializado-. Tercero, un romance con una figura pública es algo que no se puede tapar con un dedo", afirmó Rodríguez en una multitudinaria rueda de prensa.

En 1985 fue seleccionada tercera finalista de Miss Mundo, lo que le sirvió de trampolín para hacer una breve aparición en una de las secuelas de James Bond 'The Living Daylights'. Ha protagonizado telenovelas como la colombiana 'El Inútil', la teleserie venezolana 'Amantes de Luna Llena', y la telenovela peruana 'Mala Mujer'.

Ante las preguntas de la prensa sobre las características que debe tener el hombre de su vida, la actriz lo tiene claro: inteligente, que la deje ser y que no sea político. Y cuando le insisten por el presidente Chávez es tajante. "No lo veo atractivo como hombre, lo veo como el presidente de la República. No es mi tipo".

Asimismo, la artista elogió la labor de aquellos periodistas que persiguen la verdad, pero deploró que haya profesionales que fabrican mentiras desde un rumor. "Que me muestren la lista de invitados, que me muestren las tarjetas de invitación! Me casaron y no me invitaron", dijo indignada Rodríguez.

La actriz confesó que el rumor de su supuesta relación con Chávez la afectan a ella y a su familia, pues significaba estar vinculada con la política, de la que procura mantenerse alejada. No obstante, recordó que en los tiempos del paro petrolero (2002) marchó junto a otras misses de Venezuela en contra del presidente.

"Ver lo que están diciendo de ti en la prensa, que hagan de ti como si fueras un trapeador, no es muy agradable (...) Es realmente injusto estar jugando con la imagen de 20 años de una persona. A mí no me interesa un escándalo para que escriban sobre mí. No tengo complejo de Eva Perón", sentenció.