Confirman que 955 personas permanecen "autosecuestradas" en una prisión del norte de Venezuela

Actualizado 04/01/2012 17:31:15 CET

CARACAS, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

La ministra venezolana del Servicio Penitenciario, Iris Varela, ha confirmado que 955 familiares de presos de una cárcel en el estado de Miranda (centro) permanecen "autosecuestrados" desde el pasado domingo en protesta por las condiciones de la prisión y por los retrasos procesales.

En un principio se había informado de que entre 2.000 y 3.000 personas --la mitad niños y adolescentes-- habían sido secuestradas por los reos de dos anexos de la prisión de Yare el pasado domingo, después de que culminara la llamada pernocta que realizan con los familiares para recibir el año.

Varela ha desmentido estas cifras y ha asegurado que se trata de 800 mujeres, 150 niños y cinco hombres los que permanecen encerrados por su propia voluntad en Yare I y Yare II. "Son alrededor de 955 personas que entraron a la pernocta y se quedaron, entonces podemos decir que es una situación de autosecuestro", ha explicado la ministra en declaraciones a la cadena estatal VTV.

Los reclusos de Yare I y II advirtieron de que ninguno de los familiares saldrá del penal hasta que Varela decida presentarse en el penal a dialogar con los manifestantes. "Esto es una medida de presión para que los Fiscales del Ministerio Público y los jueces de los Tribunales aceleren los procesos judiciales ofrecidos a mediados del mes de diciembre", informaron los presos, según reseñó el diario local 'Últimas Noticias'.

Varela ha rechazado la propuesta de los presos, alegando que lo que está ocurriendo en la cárcel de Yare "es una situación voluntaria", a la vez que ha considerado que el "autosecuestro" de los familiares "no es la manera de presionar" para ser escuchados por el Poder Judicial.

La situación en la prisión de Yare se suma a una serie de hechos que han venido ocurriendo en los últimos meses en los recintos carcelarios venezolanos, como consecuencia del hacinamiento, el retardo procesal y las supuestas violaciones a los Derechos Humanos de los reos y los familiares.

Varias organizaciones civiles han alertado de una grave crisis en el sistema penitenciario venezolano ante la ausencia de políticas concretas por parte del Gobierno de Hugo Chávez para frenar algunas irregularidades. Sin embargo, Varela ha pedido a la población no hacer caso de la "información basura" que divulgan algunas ONG, las cuales, estarían financiadas por la Inteligencia de Estados Unidos.

Hechos como los ocurridos actualmente en Yare se convirtieron en una constante durante 2011 en las 34 prisiones venezolanas que albergan unos 44.500 reclusos, pese a que tienen una capacidad total para unos 14.500 reos.

El hacinamiento provoca regularmente situaciones de violencia que dejan al año decenas de fallecidos. Según la ONG Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), en 2010 murieron en las cárceles de esa nación 476 presos, mientras que entre enero y noviembre de 2011 la cifra ascendió a 487.