Venezuela.- Defensa afirma que Carlos Ortega podría haber recibido ayuda desde el interior de la prisión para escapar

Actualizado 14/08/2006 21:52:40 CET

CARACAS, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

El ministro venezolano de Defensa, Raúl Isaías Baduel, afirmó hoy que las investigaciones realizadas sobre la fuga del dirigente sindical Carlos Ortega señalan que éste podría haber recibido ayuda desde el interior de la prisión, así como los tres militares que también se escaparon.

Según informa la prensa local, recogida por Europa Press, Baduel resaltó que no hay ninguna evidencia física, como un túnel, ni de que se produjera alguna revuelta en el Centro penitenciario de Ramo Verde que permitiera la salida de los condenados.

"No hubo violencia física en ningún sector del recinto y no se consiguió algún otro dispositivo que hubiese podido ayudar en esta fuga, por lo que todo conduce a presumir a que puede haber complicidad interna", explicó el ministro.

Asimismo, recordó que las autoridades y cuerpos de seguridad del Estado iniciaron ayer las investigaciones sobre la fuga y que que buscarán determinar responsabilidades y el paradero del dirigente sindical y los militares, el coronel Darío Farías Rodríguez, el coronel Jesús Farías Rodríguez, y el capitán Rafael Farías Villas.

En declaraciones al programa 'En Confianza', Baduel detalló que una vez recibida la información de la fuga, dio instrucciones al jefe de la Guarnición Militar de Caracas, general Félix Antonio Velásquez, y al jefe de Comando Regional número 5 de la Guarnición Militar, general Luis Mota para que se presentaran en el lugar y comenzarán las investigaciones.

Finalmente, reiteró que ya se han tomado las medidas necesarias en las vías que comunican Ramo Verde con puertos y aeropuertos, en coordinación con efectivos de la Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención (DISIP), para evitar una posible salida del país.

El ex presidente de la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV) Carlos Ortega fue condenado a 15 años y 11 meses de prisión por rebelión civil, instigación a la desobediencia de las leyes y uso de documento público falso. Protagonizó el paro petrolero de diciembre de 2002 a enero de 2003, que causó pérdidas al Estado del orden de los 20.000 millones de dólares. Además, promovió el paro empresarial que provocó el incremento del desempleo y el quiebre de empresas.

Mientras, los tres funcionarios de la Fuerza Armada Nacional que lo acompañaron en la fuga --Jesús Farías Rodríguez y Darío Farías Rodríguez y Rafael Farías Villasmil--, que se registró presuntamente por la madrugada, están implicados en el caso de los paramilitares colombianos que planeaban un intento de asesinato del presidente venezolano, Hugo Chávez.