Venezuela se enfrenta a un fin de semana de máxima tensión con protestas opositoras y chavistas

Manifestación contra el Gobierno de Nicolás Maduro
REUTERS / CARLOS GARCIA RAWLINS
Publicado 01/02/2019 15:14:16CET

   Crece la discrepacia en la comunidad internacional entre quienes apuestan por Maduro y los que lo hacen por Guaidó

   MADRID, 1 Feb. (OTR/PRESS) -

   Venezuela se enfrenta a un fin de semana de máxima tensión tras las protestas organizadas por el autoproclamado presidente "encargado" de Venezuela Juan Guaidó para presionar al presidente Nicolás Maduro a que convoque elecciones presidenciales.

   Se espera que las manifestaciones sean multitudinarias y que los fieles al régimen chavista muestren su fuerza con concentraciones paralelas.

   A pesar de que ambas partes han llamado a la calma y a evitar enfrentamientos, la última oleada de protestas ha causado 43 muertos y hay casi un millar de detenidos.

   Desde la ONG, Human Rights Watch han instado a la Asamblea Nacional del país a que se excluya de una futura Ley de Amnistía las "violaciones graves a los Derechos Humanos".

   "Cualquier amnistía que impida investigar y procesar a funcionarios públicos y militares responsables por graves violaciones de Derechos Humanos es incompatible con las obligaciones jurídicas internacionales de Venezuela", ha manifestado Vivanco.

   Al mismo tiempo en el que es evidente la fractura interna en el país caribeño, la comunidad internacional comienza a mostrar sus diferencias sobre cómo actuar ante esta situación inaudita con dos presidentes disputándose la legitimidad.

DISCREPANCIAS DE LA COMUNIDAD INTERNACIONAL

   Sin ir más lejos, Guadó ha invitado a México y Uruguay a ponerse del "lado correcto de la historia" y a abandonar su neutralidad.

   Por otro lado, Italia ha rechazado este viernes una propuesta de compromiso en la Unión Europea propuesta por Suecia para reconocer implícitamente a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, según ha informado este viernes a Europa Press una fuente diplomática europea.

   Los estados miembro de la UE siguen divididos sobre un reconocimiento expreso a Guaidó como presidente interino tanto por motivos legales como políticos tras las discusiones que han mantenido los jefes de la diplomacia de los Veintiocho en Bucarest, según han reconocido fuentes diplomáticas.

   Los ministros de Exteriores de la UE discutieron el jueves en la capital húgara los próximos pasos a dar una vez se cumpla el plazo de ocho días --que expira el domingo-- que España, Francia, Alemania y Reino Unido dieron a Nicolás Maduro para convocar elecciones presidenciales bajo amenaza de reconocer a Guaidó.

   "Claramente hay un número de estados miembro que tienen reservas y no están dispuestos a reconocer a Guaidó como presidente interino", han explicado a Europa Press fuentes conocedoras de las discusiones del jueves de los Veintiocho en Bucarest.

   Se espera que España, Francia, Reino Unido y Alemania reconozcan a partir del lunes a Guaidó una vez expire el plazo de ocho días que lanzaron a Maduro para convocar nuevas elecciones en Venezuela avisando de que, en caso contrario, reconocerán a Guaidó como presidente interino para que las convoque él.

   Portugal, Polonia, Bélgica y Países Bajos también se han sumado este ultimátum, aunque se espera que "otros" también reconozcan a Guaidó, entre ellos Dinamarca y República Checa.

   En cambio, Italia, Austria, Grecia, Chipre y Eslovaquia se encuentran entre los países que rechazan un reconocimiento explícito a Guaidó, mientras que Luxemburgo ha insistido en la necesidad de sopesar "las consecuencias jurídicas" y Suecia ha descartado un reconocimiento expreso atendiendo al principio de que "se reconocen estados, no personalidades", han explicado a Europa Press varias fuentes diplomáticas.

   La ministra de Exteriores sueca, Margot Wallström, planteó el jueves a sus colegas una fórmula de compromiso para "aceptar el papel de Guaidó como presidente interino", propuesta que únicamente rechazó Italia y respaldó el resto, según ha informado a Europa Press una fuente diplomática europea.

   "No era un reconocimiento formal pero se le acerca mucho. Incluso los griegos aceptaban. Todos aceptaban con la excepción de Italia", han precisado.

   La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, zanjó el debate de los Veintiocho dejando claro que "no era una reunión sobre el reconocimiento" sino para centrarse en la iniciativa del grupo de contacto internacional que anunció el jueves con la participación de países europeos y de la región para explorar en un plazo de 90 días si hay voluntad de celebrar elecciones presidenciales en Venezuela.

   En este sentido, rechazó la opción de que el servicio diplomático europeo prepare una nueva declaración del bloque para este fin de semana --recogiendo la fórmula de compromiso si finalmente cabía opción de convencer a Italia--, como han pedido varios países, y defendió esperar a la primera reunión ministerial del nuevo grupo de contacto que tendrá lugar con suerte la semana que viene en algún país latinoamericano.

   Mogherini ya dejó claro el jueves en rueda de prensa que el reconocimiento era una prerrogativa nacional de cada país y que la UE se limitará a tratar de coordinar el proceso al máximo y recordó que ya hay un marco común para hacerlo con la declaración del sábado consensuada a 28 en la que avanzaron que tomarían más medidas, incluido en la cuestión del reconocimiento del liderazgo del país si "en los próximos días" no se anunciaban nuevas elecciones.

   "El presidente lo dijo claramente. Cuando se cumpla el plazo dado por el presidente, naturalmente, él y los demás países que lo han dicho lo van a hacer", explicó el jueves el ministro de Exteriores, Josep Borrell, para confirmar que España y otros reconocerán a Guaidó, aunque se seguía "trabajando por construir un consenso mayor" entre países.

RUSIA Y CHINA

   Por otro lado, Rusia y China han ratificado este viernes su apoyo al Gobierno de Nicolás Maduro.

   Además, Rusia ha mostrado su preocupación de que le reboten las sanciones que ha impuesto Estados Unidos al congelar las cuentas de la petrolera estatal. Desde Moscú temen que Caracas no pueda pagar su deuda soberana y han arremetido contra Washington calificando de "ilegal" la medida adoptada.

   Pekín y Moscú son los principales apoyos internacionales de Maduro. En los años de crisis económica le han proporcionado créditos en condiciones ventajosas y el pasado fin de semana frenaron una iniciativa estadounidense en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para reconocer a Guaidó como mandatario interino.

   Por ello, Guaidó les hizo un llamamiento expreso el jueves, durante el lanzamiento del Plan País. "A China y a Rusia también les conviene un cambio de Gobierno en este país" porque "Maduro no protege sus inversiones", les ha advertido.

   "Guaidó es presidente del Parlamento, no es el jefe del Estado y no lo reconocemos como tal", ha dicho el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, en la rueda de prensa de este viernes, según informa la agencia de noticias rusa Sputnik.

   Además, ha aclarado que Rusia no ha recibido ningún mensaje de Guaidó, que avanzó que había enviado a Moscú una petición de ayuda humanitaria.

   "Sobre la situación en Venezuela, China ya ha fijado su posición muchas veces", dijo el portavoz del Ministerio de Exteriores, Geng Shuang, en la rueda de prensa del jueves.

   Este viernes, Geng ha subrayado que "China y Venezuela tienen relaciones intergubernamentales normales", aunque ha añadido que "independientemente de cómo cambie la situación esto no afectará a la cooperación entre ambos países".

Para leer más