Actualizado 10/04/2006 23:26:30 +00:00 CET

Venezuela.- La Fiscalía interrogará hoy a los presuntos autores de la muerte de los hermanos Faddoul y su chófer

CARACAS, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

Está previsto que hoy presten declaración ante el Ministerio Fiscal de Venezuela los presuntos autores materiales del crimen de la muerte de los hermanos Faddoul y su chófer, según informó el fiscal general, Isaías Rodríguez.

Los sospechosos, Anexi Hernández, de 20 años, y Yeiber García, de 18, se entregaron ayer en la sede del diario 'Últimas Noticias', en presencia de los fiscales del Ministerio Público Dizleris Cordero y Gerardo Peña, y del director del diario, Eleazar Díaz Rangel, según indica la Agencia Bolivariana de Noticias.

Hasta la fecha, hay seis personas encarceladas. Una de ellas (de apellido Carter) era la encargada de llevarle la comida a los tres hermanos y su chófer cuando se encontraban secuestrados. La Fiscalía le ofreció el principio de oportunidad, que es una figura mediante la cual, si una persona coopera, el Ministerio Público pide de buena fe la rebaja de la pena, según explicó Rodríguez, quien, no obstante, aclaró que, en todo caso, este beneficio nunca se solicita para personas que participan directamente en la comisión del crimen.

ESCOPETA DISPARADA

Asimismo, recordó, en declaraciones a 'Venezolana de Televisión', que en un registro practicado en los Valles del Tuy las autoridades incautaron la escopeta calibre 12, utilizada para cazar animales grandes, y algunos objetos personales de los hermanos Faddoul.

Según las investigaciones, la escopeta fue disparada recientemente, pero todavía no se conoce "quién hizo los disparos", dijo Rodríguez, quien agregó que los que cometieron el crimen "recibieron una llamada desde Caracas dándoles la orden porque la familia no quería pagar el rescate".

El fiscal aseguró que no se trata de sicarios profesionales, "pero sí de personas que se organizaron para cometer el secuestro", y comentó que "es raro que se planifique un secuestro para solicitar una cantidad desproporcionada", es decir, "una cantidad que efectivamente la familia de la víctima no esté en capacidad de pagar". Además, destacó que cuando se estableció el acuerdo de pago con los secuestradores, "éstos ya habían ejecutado a los niños y al chófer".