Venezuela.- La llegada de suministros médicos a Venezuela reduce el desabastecimiento en grandes hospitales

Publicado 11/09/2019 15:06:38CET
Sala de diálisis en San Cristobal
Sala de diálisis en San CristobalREUTERS / CARLOS EDUARDO RAMIREZ - Archivo

CARACAS, 11 Sep. (Reuters/EP) -

El envío de ayuda humanitaria a Venezuela por parte de la ONU y Cruz Roja ha mejorado levemente el abastecimiento en las salas de urgencia de grandes hospitales públicos, aunque la escasez todavía se mantiene en un 50 por ciento, según un estudio de la ONG Médicos por la Salud.

La escasez de medicinas y equipos, junto a la falta de agua y energía, sumado a la emigración de personal médico por los bajos salarios, ha afectado al sector sanitario del país sudamericano, lastrado también por una arraigada hiperinflación y por una recesión que alcanza ya su quinto año.

Naciones Unidas y la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja han enviado a Venezuela desde abril varios lotes con ayuda, incluidas plantas eléctricas para hospitales. También han llegado 348 kits de emergencia, cada uno de ellos con una tonelada de medicinas y suministros para 10.000 personas, ha explicado el doctor Julio Castro, que creó Médicos por la Salud en 2014.

En agosto, Cruz Roja dijo en un comunicado que se habían enviado este año un centenar de toneladas de ayuda con medicinas, suministros médicos, plantas eléctricas, bidones de agua, pastillas potabilizadoras y mosquiteros contra la malaria distribuidos en 38 centros de salud.

Según Castro, el desabastecimiento en las emergencias de los hospitales era del 49,7 por ciento en noviembre de 2018 y descendió al 43,3 por ciento en julio pasado, según un estudio elaborado con datos de sus colaboradores médicos y enfermeras en 40 grandes hospitales públicos en los 23 estados del país.

No hay un desglose nacional sobre cuánta ayuda ha llegado a cada uno de los hospitales del estudio, ni a otras instituciones medianas y pequeñas de los 300 centros públicos de atención de salud del país, ha añadido Castro.

"Hemos podido observar un leve descenso en los valores de desabastecimiento", ha destacado el fundador de la ONG, al destacar que, "a pesar de la mejoría", hay "una estabilidad mala" porque la escasez de medicinas y otros productos en las salas de urgencia se mantiene en el entorno del 50 por ciento desde hace al menos seis meses.

"Esto quiere decir que el 'no hay' se convirtió en parte del funcionamiento normal de los hospitales" del país", ha lamentado Castro.

Contador

Para leer más