Venezuela.- La oposición advierte de que el embargo contra Globovisión supone un "grave atentado contra las libertades"

Actualizado 29/06/2012 18:09:49 CET

CARACAS, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

El embargo de bienes ordenado por el Tribunal Supremo de Justicia contra la cadena privada Globovisión constituye un "grave atentado contra las libertades de los venezolanos" y su objetivo es que la población "tenga miedo" ahora que comienza la campaña electoral para las elecciones presidenciales, ha advertido la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), principal coalición de partidos opositores.

La Sala Político Administrativa del Tribunal del Supremo ordenó el jueves embargar bienes de Globovisión valorados en unos 24,4 millones de bolívares (4,5 millones de euros), en el marco del proceso judicial que abrió contra la cadena privada por la cobertura de la crisis de la cárcel de El Rodeo --situada a pocos kilómetros de la capital-- ocurrida hace un año, cuando murieron una veintena de presos a causa de un motín que se prolongó casi un mes.

Con este tipo de medidas, "se busca que Venezuela tenga miedo, que el solo hecho de pensar en un cambio de gobierno sea asumido como riesgo y con temor", denuncia la MUD en un comunicado. "Nos quieren inertes, llenos de miedo ante el zarpazo de la represión de un gobierno que se esconde en bellos discursos sobre la independencia, la soberanía, la patria", lamenta.

La decisión contra Globovisión, uno de los medios más importantes del país, "busca llevar el desconcierto y la depresión a los venezolanos que quieren que las cosas se hagan bien, que quieren que el país y sus instituciones funcionen", sin embargo, "en lugar de deprimirnos lo que logra es darnos nuevos bríos para luchar, para mantener nuestras convicciones a favor de la legalidad, de la Constitución".

Globovisión es una cadena privada de noticias que se ha caracterizado por su fuerte oposición al Gobierno. En el pasado, Chávez había expresado públicamente su intención de cerrar ese medio de comunicación al que ha acusado de sembrar pánico en la población, por ello, ha apodado a esta cadena como 'Globoterror'.

CRISIS DE EL RODEO

La oposición afirma que, en este caso, "a quien hay que sancionar" es al presidente venezolano, Hugo Chávez; y a los ministros del Interior y de Asuntos Carcelarios "por haber permitido que las cárceles se hayan convertido en lo que son hoy: fábricas de corrupción y muerte", y al "aplicar su política de censura". "Dijeron que no pasaba nada (en El Rodeo), como hoy dicen que no hay crímenes y no hay apagones" en varias ciudades por los problemas de suministro eléctrico, asegura la MUD.

Durante la crisis penitenciaria desatada en junio del año pasado en esa prisión, "Globovisión fue Venezuela, especialmente para los familiares de los presos, quienes a través de la pantalla" de ese medio privado "se enteraron de lo que ocurría con sus familiares, información que el Gobierno de Chávez se ocupó de negar sistemáticamente".

"Se sanciona a un canal que cumplió con su deber de informar a un país que no sabía lo que ocurría en El Rodeo y que la propaganda pretendió ocultar, pero no se sancionan los excesos de Chávez y sus largas cadenas llenas de insultos o el lenguaje del odio de los medios oficiales que todos los días agreden al país", denuncia la MUD.

"Este grave hecho es una clara evidencia de la sumisión de la justicia a las órdenes del gobierno" y "no deja de sorprender que cuando se trata de coartar los derechos de los ciudadanos, la justicia en manos del gobierno es diligente y eficaz", afirma la oposición en su comunicado.

La MUD agrupa a más de una veintena de partidos de la oposición que estarán representados por Henrique Capriles Radonski en los comicios del próximo 7 de octubre en los que Chávez aspira ganar nuevamente para seguir gobernando seis años más.