Actualizado 17/12/2013 21:05 CET

Venezuela.- Pepsi se niega a abandonar una de sus filiales en el estado venezolano de Vargas

Imágenes de latas de Pepsi
REUTERS

CARACAS, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

La filial de Pepsi en Venezuela ha rechazado la expropiación que las autoridades del estado de Vargas, en el norte de país, que deberían haber realizado durante los últimos meses tras la emisión el pasado mes de enero de un decreto a este respecto.

"Se trata de un atropello que pone en riesgo el abastecimiento de nuestros productos y cientos de puestos de trabajo en el estado Vargas. Las expropiaciones deben hacerse conforme a la Constitución y a las leyes", defendió la asesora legal de la empresa, Carla Hernández.

La empresa, situada en el municipio de Catia La Mar, habría recibido la orden de cambiar su ubicación, la cual no se habría podido concretar debido a la falta de las licencias pertinentes. La asesora legal de la empresa también ha recordado el "pacto amigable" al que llegaron ambas partes el pasado 15 de mayo para realizar el traslado.

"No podemos mudarnos sin contar con la aprobación de la comunidad y con un nuevo local que garantice de una forma segura nuestras actividades, además de la seguridad y tranquilidad de los residentes de la nueva zona", señaló Hernández.

La asesora de esta empresa de refrescos ha denunciado además que habían aceptado la tasación que las autoridades locales le habían puesto al inmueble, por lo que sólo les restaba a ellos cumplir su parte del acuerdo, algo que todavía no ha cumplido la Procuraduría del estado de Vargas.