Actualizado 14/11/2014 14:59 CET

Mata a un soldado argentino en Las Malvinas y ahora busca a su familia para estar en paz

Argentine Falklands War veterans walk among the tombstones to pay homage to Arge
Foto: MARCOS BRINDICCI / REUTERS
 

MADRID, 13 Nov. (Notimérica) -

   Se llama Gordon Hoggan y sirvió en la guerra de Las Malvinas, donde mató a un soldado argentino con su bayoneta en el asalto al monte Tumbledown el 13 de junio de 1982. Tres décadas después, este inglés quiere buscar a la familia del fallecido y entregarle su casco para encontrar la paz.

   "Yo espero realmente que esto ayude", ha confesado Hoggan al periódico británico 'Express'. "Si tengo la oportunidad de hablar con ellos será muy hondo y emotivo", ha añadido.

   El veterano de 55 años ha relatado que la muerte del soldado argentino le ha perseguido todos estos años. Para él la vida no volvió a ser igual tras el conflicto de Las Malvinas, que enfrentó a Reino Unido y a Argentina en el Atlántico Sur.

   Apareció el estrés postraumático que ocasionan las guerras; y las pesadillas y temblores empezaron a formar parte de su día a día, al igual que la medicación.

   La noche del 13 de junio de 1982, Hoggan estaba con sus compañeros del Segundo Batallón de la Guardia Escocesa en el asalto al monte Tumbledown. Ha contado que fue un combate cuerpo a cuerpo contra el Batallón 5 de la Infantería de Marina de Argentina, a la que pertenecía el soldado.

   "Mi rifle estaba encasquillado, así que le ataqué con mi bayoneta", ha recordado el Gordon, al explicar cómo fue la emboscada a las fuerzas argentinas. El veterano británico clavó el arma en el cuello al soldado y le causó la muerte.

El veterano inglés Gordon Hoggan de la guerra de l

   A su regreso a Reino Unido, al principio Hoggan estaba bien. Cumplió incluso funciones como guardia real en los alrededores de Buckingham Palace. Sin embargo, cuando decidió dejar el Ejército en 1993 para volver a Escocia los fantasmas de la guerra le persiguieron.

   Los negocios que emprendió fracasaron, su matrimonio se hundió y se refugió en la bebida. Regresó a Londres y estuvo viviendo en las calles durante 18 meses. De allí le sacaron varias organizaciones caritativas.

   Ahora Gordon vive en Spondon, Derbyshire y cuenta su historia para encontrar a la familia del soldado argentino y entregarles su casco, que se llevó de la fatal noche.

   Las únicas pistas para conocer la identidad del argentino, y por tanto de su familia, es el cuerpo del Ejército que se enfrentó ese día a ellos, el Batallón 5 de la Infantería de Marina. También un vago recuerdo de que podía llevar un rosario y las iniciales FM dentro del casco que el veterano espera que correspondan al nombre del soldado y no a las siglas de 'Fabricaciones Militares'.

MÁS NOTICIAS...

El Papa pondrá duchas para las personas sin hogar en San Pedro

Un nuevo muerto en Argentina por la violencia en el fútbol

Maniquíes de colegialas embarazadas en Caracas