Actualizado 26/06/2015 15:29 CET

Vídeo del horror que viven los animales en las fábricas de Hermès

Previa YoutubeCargando el vídeo....

Foto: YOUTUBE: PETA LATINO

   MADRID, 26 Jun. (Notimérica) -

   Un vídeo de la organización Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA) ha mostrado la cruda realidad que se esconde en las fábricas de marcas de moda de lujo como Hermès, donde los animales son criados en unas condiciones pésimas y los trabajadores no disponen de la seguridad necesaria para trabajar con ellos.

   En estas fábricas los cocodrilos y caimanes se encuentran confinados en estanques de agua putrefacta hasta que finalmente son desollados mientras que todavía se mantienen con consciencia.

   A través de unas crudas imágenes, un investigador pro derechos animales que se infiltró en una granja de cocodrilos, muestra como es necesario utilizar el lomo de al menos tres cocodrilos adultos para realizar un único bolso de lujo.

   La organización señala a través del uso de una dramatización que un bolso tipo Birkin o Kelly de la francesa Hermès, que cuesta unos 43.000 dólares, tiene un valor mucho mayor para los animales, que deben perder su vida en terribles condiciones.

   En el vídeo, una mujer se defiende explicando que su bolso "le ha costado mucho dinero", mientras que una imagen creada por ordenador de un cocodrilo sin piel le explica que a él "le ha costado mucho más".

   PETA defiende en unas declaraciones a la emisora estadounidense CBS que si es necesario que esto se produzca, "pedimos que se haga de una forma lo más humana posible".

   Charles Bobby, el director de operaciones de una de las granjas, declaró a la organización que la mayor parte de las pieles iba a las fábricas de Hermès, donde la propia compañía volvía a vender las que no le interesaban.

LAS CONDICIONES DE CRÍA.

   Tanto caimanes como cocodrilos se encuentran en jaulas donde la comida comparte lugar con excrementos y otro tipo de deshechos que se acumulan tras el paso de los meses.

   Por otra parte, los animales muestran heridas en la mandíbula y en otras partes del cuerpo, que son la consecuencia del estrés al que están sometidos, y que les lleva a arañar su piel y pelearse entre ellos.

   Mientras tanto, los trabajadores deben sumergirse en el agua estancada hasta las rodillas y luchar con los reptiles para poder atraparlos. Al no disponer del material suficiente, los obreros sufren heridas como consecuencia de las mordeduras.

DESOLLADO EN VIVO.

   Otra de las críticas que PETA hace a las empresas de lujo es el proceso de desollado. Los curtidores utilizan una especie de pistolas eléctricas para matar a los animales, aunque la realidad es que la mayor parte de las veces no se encuentran en funcionamiento o no son del todo efectivas.

   Los animales son colocados en una mesa donde las trabajadores deben partir su columna vertebral. Aunque el director de operaciones afirma que están aturdidos antes de matarlos, PETA comenta que los animales todavía se retuercen durante el proceso.

   Algunos de los trabajadores definen a los jóvenes caimanes como "correas de relojes", que es la finalidad que tendrá la piel de la tripa de muchos de ellos.

   Además, una de las imágenes más impactantes del vídeo muestra como el gerente de una curtidora estadounidense opta por utilizar un cuchillo, que clava directamente sobre los cráneos de los cocodrilos para matarlos.