La violencia contra la infancia y la mujer, una tarea pendiente en Bolivia

Publicado 13/07/2019 10:48:58CET
Niños bolivianos  juegan con un tanque
Niños bolivianos juegan con un tanqueREUTERS / DAVID MERCADO

   MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS/Notimérica) -

   El crecimiento económico experimentado en los últimos años por Bolivia ha venido acompañado por una reducción considerable de la pobreza, aunque el problema aún no ha sido erradicado, pero al país, uno de los más seguros del continente en lo que a violencia armada y delictiva se refiere, le queda una tarea pendiente: acabar con la violencia contra la mujer y los niños.

   Según datos oficiales de la Coordinadora para la Mujer, en 2017 se produjeron en el país 109 feminicidios, mientras que cinco de cada diez mujeres dicen ser víctimas de violencia psicológica, tres de cada diez de violencia física y una de cada diez de violencia sexual.

   En lo que se refiere a la violencia contra la niñez, según el Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF), ocho de cada diez niños bolivianos son víctimas de métodos violentos de disciplina en un país donde la crianza basada en la violencia se transmite de generación en generación. Los niños, además, son víctimas de otras formas de violencia como la sexual o el 'bullying' en las escuelas.

   Para la jefa de protección de UNICEF en Bolivia, Virginia Pérez, ahora que el país ha mejorado sus niveles de pobreza --la pobreza extrema pasó del 38,2 por ciento en 2005 al 15,2 por ciento en 2018, según el Gobierno--, aunque siguen siendo altos, y que desde el Gobierno de Evo Morales "se ha invertido mucho en educación y salud, queda pendiente la prevención de la violencia contra mujeres y niños".

   "El país ha mejorado mucho la seguridad ciudadana en general pero sigue teniendo unos índices terribles de violencia contra la mujer y la niñez. De hecho es el país con más violencia de género de Sudamérica", ha resaltado, reconociendo el "desafío" que acabar con este problema supone.

Contador

Para leer más