Vivir sin agua potable pero con Facebook, una realidad latinoamericana

Actualizado 30/12/2016 14:52:58 CET
Latinoamericano usando su móvil pobreza nuevas tecnologías
REUTERS

   MADRID, 30 Dic. (Notimérica) -

   En muchas ocasiones, la incidencia de las nuevas tecnologías con fines sociales en los países se produce a una mayor velocidad que el desarrollo de infraestructuras básicas, como puede ser la disponibilidad de agua potable o electricidad en el hogar.

   Prueba de ello es el último estudio elaborado para el medio español 'El País' por el Instituto para la Integración de América Latina (INTAL), dependiente del Banco Internacional de Desarrollo (BID) y la Corporación Latinobarómetro, que analiza la penetración de las nuevas tecnologías en América Latina, una región en vías de desarrollo.

   ¿Se puede vivir sin agua potable en casa pero publicando diariamente en Facebook? Tal y como se desprende del estudio, la respuesta es 'sí', al menos para el 51 por ciento de los latinoamericanos que, a pesar de no poseer agua potable en su hogar, sí que utilizan las redes sociales.

   La idea inicial se refuerza con un segundo dato aportado por el informe: el 57 por ciento de los latinoamericanos que reconoció que a veces no ha tenido suficiente comida para alimentarse, afirmó que usaba las redes sociales.

   Frente a eso, el último reporte de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) advirtió de que el 28 por ciento de los ciudadanos de la región vive en la exclusión. A pesar de esto, en los últimos diez años el número de usuarios de internet se multiplicó por tres, pasando del 17 por ciento en 2005 al 53 por ciento en 2015, según el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

   No obstante, debe destacarse que estos datos varían según el país, existiendo una brecha de casi 50 puntos porcentuales entre el estado que más utiliza las redes sociales --Paraguay, con un 83 por ciento-- y el que menos --Nicaragua, con un 38 por ciento--.

   En la cabeza del ranking, a Paraguay le siguen Costa Rica (78 por ciento), Uruguay (74 por ciento) y México (73 por ciento). Por contra, al final de la lista se encuentran Perú y Bolivia (54 por ciento ambos), y Guatemala (44 por ciento), cerrando la lista la nación iberoamericana de Nicaragua (38 por ciento).

   A pesar de esto, la mayoría de los países tienen algo en común: sus expectativas ante las nuevas tecnologías, una cuestión con la que se demuestra que las verdaderas preocupaciones de los latinoamericanos van más allá de su último 'post' en Facebook o la nueva 'app' de fotografías.

   Así, el 48 por ciento de la sociedad espera que estos avances tecnológicos tengan un impacto positivo en la salud, seguido de un 45 por ciento de menciones al cambio climático y la creación de empleo; un nuevo panorama lleno de oportunidades para la región que, pese a los avances, sigue persiguiendo que el 100 por cien de la población disponga de agua potable, aunque esto no implique celebrarlo en su cuenta de Twitter.