Vizcarra devuelve al Congreso la ley que permitiría poner en libertad al ex presidente Alberto Fujimori

El presidente de Perú, Martín Vizcarra
REUTERS / MARIANA BAZO
Publicado 22/10/2018 18:24:33CET

   LIMA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de Perú, Martín Vizcarra, ha anunciado este lunes que ha hecho algunas observaciones a la ley que permitiría poner en libertad al ex presidente Alberto Fujimori (1990-2000) para evitar precisamente que beneficie a personas que representen "un peligro para la sociedad", devolviéndola así al Congreso.

   La ley fue aprobada el pasado 11 de octubre por los diputados peruanos, apenas 48 horas después de que el 'fujimorismo' lanzara el borrador. Para su entrada en vigor solo resta la firma del presidente. Sin embargo, Vizcarra ha optado por hacer algunas observaciones y reenviarla al Congreso.

   La norma jurídica propone liberar a los presos mayores de 65 años que hayan cumplido al menos un tercio de su condena para que purguen el resto de la pena bajo vigilancia electrónica. Fujimori, de 80 años de edad, sería uno de los beneficiarios.

   Vizcarra se ha mostrado de acuerdo con el "espíritu" de la ley. "Perú sí necesita una norma que posibilite que personas de avanzada edad que tengan problemas de salud puedan seguir bajo arresto domiciliario", ha dicho en declaraciones a la prensa durante la inauguración de un foro social.

   Sin embargo, ha considerado que la propuesta necesita un debate mayor que aborde "todas las aristas posibles" para "evitar que se puedan filtrar personas encarceladas que sean un peligro para la sociedad". "Se tramitó en el Congreso de forma muy rápida", ha reprochado.

   La ley con las observaciones de Vizcarra se ha registrado este mismo lunes en la Mesa de Partes del Congreso para que los diputados decidan si las incluyen o insisten en el proyecto inicial, según informan los medios de comunicación peruanos.

SIN INDULTO

   Las organizaciones de defensa de los Derechos Humanos han advertido de que esta ley es un nuevo intento del 'fujimorismo' para excarcelar a su líder después de que el Tribunal Supremo decidiera revocar el indulto humanitario concedido por el anterior presidente, Pedro Pablo Kuczynski.

   "Como el plan para garantizar la libertad de Fujimori mediante un indulto ha naufragado, los seguidores de Fujimori han pasado al Plan B para garantizar que su jefe político no vuelve a prisión", ha alertado el director de HRW para las Américas, José Miguel Vivanco, que ha pedido a Vizcarra que no la firme.

   El antiguo jefe de Estado, que sufre un cáncer de lengua entre otras dolencias propias de su edad permanece ingresado en un hospital de Lima a la espera de que se resuelva el recurso presentado por su defensa para resucitar el perdón presidencial.

   Fujimori fue condenado en 2009 a 25 años de cárcel por los crímenes de lesa humanidad cometidos en La Cantuta y Barrios Altos en el marco de la lucha desplegada por su Gobierno contra la guerrilla peruana de Sendero Luminoso durante los año noventa.

Contador