Actualizado 01/06/2015 15:32 CET

El volcán chileno Guallatiri registra varios eventos sísmicos

Volcán Guallatiri en Chile
Foto: TWITTER @SERNAGEOMIN

SANTIAGO, 1 Jun. (Notimérica) -

   El volcán chileno Guallatiri ha registrado en la madrugada de este pasado domingo varios eventos sísmicos en un corto lapso de tiempo, que han motivado que el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) haya declarado el estado de alerta amarilla.

   El Guallatiri (del aimara "wallatiri", que significa 'abundancia de guallatas'), ubicado en la comuna de Putre --provincia chilena provincia de Parinacota-- cerca de la frontera de Chile con Bolivia, ocupa el puesto 13 en el ranking de peligrosidad de los 90 grupos volcánicos activos que existen en Chile.

   La declaración de alerta amarilla se ha producido después de que el Sernageomin, dependiente de la Red Nacional de Vigilancia Volcánica de Chile, detectara que la actividad del coloso superó los umbrales de línea de base, particularmente el referido a los indicadores de deformación.

   A través de la cuenta de Twitter (@Sernageomin), la institución informó de que las estaciones de vigilancia ubicadas en la zona detectaron un primer sismo aislado y un posterior "disparo sísmico", además de la fumarola que mantiene como actividad habitual.

   En concreto, el Sernageomin reportó que "el 31 de mayo de 2015 a las 00:04 hora local (03:04 GMT), se registró la ocurrencia de algunos eventos sísmicos en un corto lapso, compuesto por sismos volcano-tectónicos (VT, asociados con fracturamiento de roca). El de mayor energía fue localizado a 3,3 kilómetros al sureste (SE) del cráter principal. Posteriormente, a las 05:17 horas (08:17 GMT), se registró un sismo adicional, también asociado a fracturamiento de roca (Volcano-Tectónico). Esto se localizó a 8,4 km al suroeste (SO) del cráter principal".

   El director nacional de la entidad, Rodrigo Álvarez Seguel, precisó que "el disparo sísmico tuvo una duración aproximada de 10 minutos y presentó 22 eventos volcano-tectónico, que es un tipo que sólo se refiere a fracturamiento de roca. La persistencia de este tipo de actividad sísmica en las horas posteriores ha motivado la declaración de alerta Amarilla, lo que significa básicamente que la actividad del volcán sobrepasó su línea de base. No es clara la evidencia de actividad precursora, pero sí es cierto que se han superado niveles de alerta Verde".

   Además de lo anterior, se ha observado una variación en las estaciones que monitorean la deformación (inflación de la superficie) mediante inclinómetros, instalados en las cercanías del volcán. Ambas estaciones, especialmente la más cercana al cráter, indican un cambio en sus componentes, lo que sugiere cambios menores en la superficie del terreno, más evidentes desde el día 28 de mayo.

   Cuando ha sido posible tener visibilidad, la actividad superficial registrada mediante la cámara IP instalada en cercanías del volcán exhibe una columna de gases de color blanca, que no incluye variación evidente el tiempo y con altura promedio inferior a los 200 metros medidos sobre el cráter.

EL MÁS ALTO DEL MUNDO.

   El Guallatiri presenta una elevación de 6.071 metros sobre el nivel del mar --a nivel mundial, es el que está a mayor altitud-- y un edificio volcánico de 1.700 metros sobre la base, con un volumen de unos 40 kilómetros cúbicos.

   Su tipología corresponde a un estratovolcán, como se denomina a los volcanes con forma cónica, que se construyen sobre la base de sucesivas erupciones que acumulan estratos de material volcánico.

   El volcán Guallatiri está compuesto por domos dacíticos y un cono piroclástico en su cima. Geoquímicamente, posee desde andesitas (58% SiO2) hasta riolitas (75% SiO2), con redominancia de dacitas (63% SiO2-70% SiO2). El edificio volcánico presenta un glaciar en su cima y flancos elevados. Como actividad usual de línea de base, presenta una fumarola permanente (solfatárica, con depositación de azufre).

   Su historia, establecida por los estudios del Sernageomin, está marcada por erupciones menores de cenizas que fueron emitidas en forma intermitente durante la primera mitad del siglo XIX. En 1913 y 1959, incandescencia fue observada en el cráter de la cima y podrían haber estado asociadas a pequeñas erupciones estrombolianas.

   En 1960 se describieron explosiones freáticas. Su más reciente ciclo eruptivo sucedió entre 1985 y 1987, cuando la actividad fumarólica (solfatárica) se incrementó con pulsos de gases amarillentos (con azufre) y vapor de agua, que se elevaban hasta 500 metros sobre el cráter cada 30 minutos.

CINCO VOLCANES EN ALERTA.

   Con la declaración de alerta amarilla para el Guallatiri, son 5 los volcanes chilenos que están en esta situación. Se trata del Chaitén, el Calbuco, y Copahue (alerta amarilla) y el Villarrica (alerta naranja).

   Este último es uno de los volcanes más activos del país, con más de 50 erupciones documentadas desde el año 1558.

   Sobre él se mantiene la alerta naranja ya que el sistema volcánico continúa en una fase inestable, con probabilidad de evolución hacia nuevos pulsos eruptivos.