Publicado 08/04/2024 12:33

Un 27% de los españoles reconoce tomar somníferos, ansiolíticos o antidepresivos

Archivo - Depresión
Archivo - Depresión - ARTISTGNDPHOTOGRAPHY/ ISTOCK - Archivo

MADRID, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

El 27 por ciento de los españoles reconoce tomar somníferos, ansiolíticos o antidepresivos, al menos, una vez al mes, según el 'Estudio internacional del Grupo AXA sobre Salud y Bienestar Mental', que la Fundación AXA ha presentado este lunes.

Asimismo, un 16 por ciento de los ciudadanos reconoce consumir este tipo de fármacos una vez a la semana, lo que "demuestra que España tiene unos resultados de los más altos de esta encuesta", ha resaltado la directora de Salud de AXA España, Elena Flores.

En comparación con países del entorno, España (27%) se encuentra por encima en el consumo de esta mediación una vez al mes: Francia (18%), Alemania (20%), Italia (16%) y Reino Unido (24%).

"El modelo que hay en España es claramente un modelo farmacológico, esto no es ni bueno ni malo, pero hay que tener cuenta que debe ser una ayuda puntual. Las personas tenemos que saber resolver lo que nos pasa", ha manifestado el presidente del Consejo General de la Psicología de España, Francisco Santolaya.

El psicólogo ha mostrado su preocupación con estos resultados y ha recordado que, en España, 4.422.684 personas toman diariamente ansiolíticos e hipnóticos, lo que supone un aumento de un 11 por ciento en los últimos 10 años. Además, unas 4.602.888 personas en España toman diariamente antidepresivos, un 45 por ciento más que hace 10 años.

EL 34% DE LOS ESPAÑOLES TIENE PROBLEMAS DE SALUD MENTAL

El estudio, que recoge datos de 16 países en el mundo con un total de 16.000 entrevistas realizadas en una población de entre 18 a 75 años, también indica que el 34 por ciento de los españoles reconoce que tiene problemas de salud mental, lejos de cifras de otros países como Suiza (26%), Francia (26%), aunque mejor que EEUU ( 40%) o Reino Unido (37%).

Flores ha incidido en que la situación de los españoles ha empeorado en este sentido en los últimos años, cuando el porcentaje de personas con problemas era del 26 por ciento en 2022 y del 28 por ciento en 2021.

"La salud mental es un problema de primer nivel en España, donde un tercio de la población reconoce problemas, un 17 por ciento dice tener depresión y otro 16 por ciento ansiedad, fobia o estrés postraumático", ha destacado Flores, quien ha reconocido que "aún así, España es uno de los países del mundo en el que se diagnostica más por parte de profesionales sanitarios".

En este punto, el estudio desvela que el 62 por ciento de los españoles se sienten bastante estresados, el nivel más alto de los tres últimos años. Además, el 68 por ciento de personas aseguran que en la última semana les costó relajarse, se sentían abatidas y tristes (67%) y se sentían a punto de entrare en pánico (36%).

Para Flores, todos estos problemas han aumentado después de la llegada del Covid-19. "Hemos tenido una situación pospandémica en la cual nuestra salud mental se ha ido deteriorando con el tiempo", algo que para la experta "no debe normalizarse".

LOS ESPAÑOLES, LOS QUE VAN MÁS AL MÉDICO

El estudio refleja que los españoles acuden a los centros médicos mucho más que el resto de ciudadanos de otros países de la muestra. Un 65 por ciento de los encuestados dice haber visitado a un especialista por un problema de bienestar mental en el último año, siendo el 32 por ciento los que han ido a psicólogos o psiquiatras. En este sentido, los datos de España se sitúan en lo alto de la muestra junto a franceses y belgas (67%).

Pese a que los datos de España son de los más altos de la muestra internacional, se observa una proliferación de los autodiagnósticos, ya que el 16 por ciento de las personas dice haber hecho auto investigación o consultas a través de Internet.

En cuanto a los motivos que han afectado a la salud mental durante los últimos 12 meses, en primer lugar se encuentra un sufrimiento psicológico (34%), seguido de una situación financiera complicada (28%) y de aislamiento social (25%).

"Cuando miramos la distribución por edades, los más jóvenes, de 18 a 24 años, están experimentado un situación de sufrimiento psicológico y aislamiento social. Un 43 por ciento de ellos nos dicen que se sienten solos, es un dato que impacta, tienen amigos y familia, pero tienen sentimiento de soledad", ha finalizado Flores.