Publicado 11/07/2024 12:57

El 70% de los cánceres de orofaringe están relacionados con el VPH en países desarrollados

Archivo - Virus del Papiloma Humano (VPH)
Archivo - Virus del Papiloma Humano (VPH) - DOCOR - Archivo

   MADRID, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM), con motivo del

   Día mundial de cáncer de cabeza y cuello, recuerda que aproximadamente el 70% de los cánceres de orofaringe están relacionados con el VPH en países desarrollados y representa el 18% de todos los casos de cáncer de cabeza y cuello.

   "Los tumores de orofaringe VPH positivos tienen especial predilección por las amígdalas palatinas y la base de la lengua. Pueden ser tumores de pequeño tamaño difíciles de diagnosticar que con frecuencia se presentan al diagnóstico con ganglios cervicales", señala la doctora Laura Oleaga Zufiría, radióloga especialista en cabeza y cuello de la SERAM y especialista del Hospital Clínc de Barcelona.

   Además, puntualiza que "en imagen no podemos diferenciar los tumores de orofaringe VPH positivos de los negativos, salvo que en los VPH positivos se asocian con más frecuencia a adenopatías quísticas".

   Los estudios que se utilizan dependiendo del caso clínico pueden ser la tomografía computarizada (TC), resonancia magnética (RM) o PET-TC. El área de cabeza y cuello es una región anatómica compleja en la que se concentran una gran cantidad de estructuras anatómicas.

   La RM tiene la ventaja, frente a otras técnicas de imagen como la Tomografía Computarizada, de tener una gran resolución de contraste que permite una mejor detección y delimitación de las lesiones de esta área, ya que los tumores pueden ser pequeños e indetectables por imagen o a la inspección en ocasiones el paciente acude por presentar adenopatías en el cuello como primera manifestación clínica.

   La RM aporta datos sobre la extensión tumoral mediante la obtención de secuencias morfológicas, pero, además con las secuencias funcionales de difusión y perfusión actualmente se pueden obtener datos cuantitativos que pueden contribuir a la caracterización de los tumores y aportan información sobre la predicción de respuesta al tratamiento y el pronóstico.

    Los tumores malignos de cabeza y cuello están relacionados con dos factores de riesgo como son el consumo de alcohol y el tabaco, especialmente en los que afectan a la zona de la laringe y faringe. También, a lo largo de los últimos años, ha aumentado el número de casos relacionados con el virus del papiloma humano, que es más frecuente en varones con una edad media entre 45-60 años, aunque se presentan en pacientes cada vez más jóvenes, no fumadores y con buen estado de salud. Cada año se detectan en España entre 12.000 y 14.000 nuevos casos de cáncer de cabeza y cuello.

   El cáncer de cabeza y cuello ocupa el sexto lugar en incidencia en España, y supone alrededor de un 5% de los cánceres que se diagnostican. Las tasas de supervivencia de los tumores de orofaringe VPH positivos son superiores a las de los cánceres de esta zona no causados por el virus, independientemente de lo avanzados que estén al diagnóstico y del tratamiento realizado. Y la tasa de supervivencia relativa en pacientes con cáncer de cabeza y cuello es del 72% al año y del 42% a los 5 años en adultos.

Contador