Asocian un subconjunto de células T con la diabetes tipo 1

Publicado 20/08/2019 11:30:30CET
Investigadores relacionan un subconjunto de células T con el desarrollo de la di
Investigadores relacionan un subconjunto de células T con el desarrollo de la di - FLICKR/ HEATHER AITKEN/CCBY - Archivo

MADRID, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un subconjunto de células T, llamadas células auxiliares periféricas, pueden tener un papel en el desarrollo de la diabetes tipo 1, según un estudio realizado en la Universidad del Este de Finlandia (Finlandia).

El estudio, publicado en la revista 'Diabetologia', observó que la frecuencia de las células T periféricas circulantes aumentaba tanto en niños con diabetes tipo 1 recientemente diagnosticada como en niños sanos que luego progresaron a diabetes tipo 1.

La diabetes tipo 1 es una enfermedad auto inmune que generalmente se manifiesta en la infancia. En la diabetes tipo 1, el sistema inmunitario destruye las células beta productoras de insulina en el páncreas. Además de la susceptibilidad genética, la aparición de auto anticuerpos en la sangre es predictiva del desarrollo futuro de diabetes tipo 1.

La aparición de auto anticuerpos antes de la diabetes clínica es causada por la activación de células B contra proteínas en los islotes pancreáticos, que a su vez están controladas por las células T auxiliares foliculares. Recientemente, se atribuyó una capacidad similar para activar las células B a un nuevo subconjunto de células T, las células T auxiliares periféricas.

Estas llamadas células T auxiliares periféricas se parecen a las células T auxiliares foliculares, pero cuentan con receptores que les permiten migrar a los tejidos inflamados.

Los investigadores demostraron que la frecuencia de estas células aumentó en la sangre de los niños con diabetes tipo 1 recientemente diagnosticada y de los niños sanos y auto anticuerpos positivos, siendo el aumento de este último grupo especialmente significativo.

"Según nuestros resultados, es posible que las células T auxiliares periféricas puedan tener un papel en el desarrollo de la diabetes tipo 1. Esta información podría emplearse en el desarrollo de mejores métodos para predecir el riesgo de diabetes tipo 1 y nuevas inmunoterapias para la enfermedad", ha señalado Ilse Ekman, de la Universidad de Finlandia Oriental.

Sin embargo, la investigadora ha reconocido que se deben realizar más estudios para "verificar nuestros resultados y caracterizar aún más la funcionalidad de las células T periféricas auxiliares".