Publicado 20/04/2020 7:53:07 +02:00CET

Demuestran que es seguro administrar antibióticos a las madres después de sujetar el cordón umbilical en cesáreas

Demuestran que es seguro administrar antibióticos a las madres después de sujeta
Demuestran que es seguro administrar antibióticos a las madres después de sujeta - PIXABAY/CYNTHIA_GROTH - Archivo

   MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Una nueva investigación que se presentará en el Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas (ECCMID) ha demostrado que es seguro administrar antibióticos a las madres después del pinzamiento del cordón umbilical en la cesárea, en lugar de antes, para evitar la exposición del recién nacido a estos fármacos.

   La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la administración de profilaxis antimicrobiana quirúrgica (PAQ) en la cesárea antes de la incisión para prevenir infecciones del sitio quirúrgico (ISQ), incluida la endometritis, uno de los tipos más comunes de estas infecciones. Sin embargo, la PAQ puede interrumpir el desarrollo del microbioma gastrointestinal del bebé si se administra antes de la sujeción del cordón umbilical.

   Por lo tanto, el doctor Rami Sommerstein, del Hospital Universitario de Berna (Suiza) y sus colegas de Swissnoso, el Centro Nacional Suizo para el Control de Infecciones, estudiaron si la administración de antibióticos antes o después del pinzamiento del cordón umbilical tuvo algún efecto sobre la tasa de ISQ en las madres.

   La práctica actual de administrar profilaxis antimicrobiana antes de la incisión se introdujo alrededor de 2012, después de que se publicaron varias pruebas, y fue cuando muchos obstetras cambiaron a la práctica 'antes de la incisión'. Luego, la OMS publicó una guía en 2015. Sin embargo, no todos los hospitales cambiaron a la nueva práctica (en Suiza u otros países). Como resultado, es posible comparar los resultados de las mujeres que recibieron antibióticos antes de la incisión con los antibióticos que recibieron después.

   El estudio utilizó datos del sistema de vigilancia SSI nacional Swissnoso, de 2009 a 2018. El estudio incluyó a madres de 178 hospitales. Los investigadores incluyeron a todas las pacientes de cesárea que recibieron los agentes de PAQ, cefuroxima, cefazolina, amoxicilina / clavulanato o ceftriaxona, ya sea dentro de los 60 minutos antes de la incisión o después del pinzamiento.

   Los datos del seguimiento de 30 días después del alta estaban disponibles en el 89% de los casos, lo que permitió a los investigadores evaluar la asociación entre la administración de PAQ en relación con la incisión y el pinzamiento y la tasa de SSI, utilizando modelos informáticos. Luego, los datos se ajustaron para las características del paciente, las variables de procedimiento y los factores del sistema de atención médica.

   Un total de 55.901 pacientes cumplieron con los criterios: se administró PAQ antes de la incisión en 26.405 pacientes (47,2%) y después de la fijación en 29.496 pacientes (52,8%). En general, se documentaron 846 SSI, de los cuales 379 (1,6%) ocurrieron antes de la incisión y 449 (1,7%) después del pinzamiento, sin diferencias estadísticamente significativas entre los dos métodos, lo que demuestra que son igualmente seguros. Los análisis complementarios y de subgrupos respaldaron estos resultados principales.

   Los autores concluyen: "Los resultados de este gran estudio prospectivo proporcionan una fuerte evidencia de que el riesgo de infección del sitio quirúrgico para la madre en la cesárea no aumenta si se administra profilaxis antibiótica después del pinzamiento del cordón umbilical, en comparación con antes de la incisión. Dadas las últimas investigaciones sobre los efectos potencialmente perjudiciales de la exposición a antimicrobianos en la vida temprana, se debe reevaluar la orientación sobre el momento óptimo de la PAQ".