Publicado 17/11/2020 07:46CET

Descubren cómo potenciar la vacuna diseñada para prevenir la recurrencia del melanoma

Metastasis melanoma, cáncer
Metastasis melanoma, cáncer - FLICKR/YALE ROSEN - Archivo

   MADRID, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Una vacuna creada para prevenir la recurrencia del melanoma es aproximadamente el doble de eficaz cuando los pacientes también reciben dos componentes que aumentan el número y la eficacia de las células del sistema inmunitario llamadas células dendríticas, según los resultados del ensayo clínico de fase 2 publicados en la revista 'Nature Cancer'.

   Estos resultados son importantes porque la mayoría de los ensayos de vacunas contra el cáncer no han demostrado eficacia clínica. Además muestran que la adición de dos componentes que estimulan el sistema inmunológico puede estimular la respuesta inmunitaria no solo para los pacientes con melanoma, sino también para otros cuyos cánceres expresan una proteína llamada antígeno de la vacuna, que es común en algunos cánceres.

   El estudio ha sido realizado por investigadores del Instituto del Cáncer Tisch de la Escuela de Medicina Icahn, en el Hospital Mount Sinai de Nueva York, en colaboración con colegas de la Red de Ensayos de Inmunoterapia del Cáncer (CITN), financiada por el Instituto Nacional del Cáncer de Estados, con sede en el Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson.

   Encontraron que agregar la molécula pequeña Flt3L, que aumenta la cantidad de células dendríticas, aumentó la eficacia de la vacuna para producir anticuerpos y células T que luego pueden combatir el melanoma. La adición de un segundo componente, llamado poli-ICLC, también fortaleció la capacidad de las células dendríticas para promover anticuerpos, así como células T auxiliares y asesinas.

   Sesenta pacientes que tenían melanoma en etapa 2 o 3, y cuyo cáncer se extirpó con éxito mediante cirugía, recibieron la vacuna. La mitad de los pacientes recibió la vacuna sola mientras que la otra mitad recibió la vacuna con Flt3L y poli-ICLC.

   La vacuna está diseñada para atacar las células dendríticas y está compuesta por un antígeno que se encuentra en el melanoma unido a un anticuerpo para aumentar las posibilidades de unirse con las células dendríticas.

   El cóctel de la vacuna, Flt3L y poli-ICLC, casi duplicó la eficacia de la vacuna, según el análisis de las células T detectadas en las muestras de sangre de los pacientes después de recibir cuatro dosis durante cuatro meses.

   Esa respuesta inmune se observó significativamente antes en los pacientes que recibieron el cóctel y en niveles mucho más altos en muchos más pacientes en comparación con los que recibieron solo la vacuna. Los investigadores encontraron anticuerpos todavía presentes en las muestras de sangre analizadas 12 semanas después de la última dosis.

   "Este es el primer ensayo clínico aleatorizado que demuestra que una respuesta inmune a una vacuna contra el cáncer puede potenciarse mediante la adición de Flt3L", señala Nina Bhardwaj, directora del Programa de Inmunoterapia en el Instituto del Cáncer Tisch y primera autora y un autor correspondiente del estudio.

   "La respuesta se logró porque Flt3L movilizó células dendríticas, que son el estándar de oro para promover la inmunidad contra el cáncer, y mejoró la inmunogenicidad general de la vacuna. Esto puede cambiar el enfoque de aumentar la eficacia en otras vacunas contra el cáncer en el futuro", avanza.

   "Estos resultados positivos son significativos no solo para mejorar las vacunas contra el cáncer, sino también potencialmente para su aplicación en otras plataformas de vacunas --informa el co-corresponsal y autor principal del estudio, Steven Fling, director del Laboratorio CITN y Científico Superior de Vacunas y la División de Enfermedades Infecciosas del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson--, y estamos sumamente agradecidos y en deuda con los pacientes cuya inquebrantable participación hizo que este exigente protocolo clínico fuera un éxito".

   Estos hallazgos también proporcionan una base para agregar inmunoterapias llamadas inhibidores de puntos de control, que han tenido éxito en el tratamiento del melanoma metastásico, a las vacunas con el fin de aumentar aún más el éxito en la defensa de la recurrencia del melanoma. Los investigadores también planean seguir a los participantes del ensayo a lo largo del tiempo y medir cuántos tienen recurrencia del cáncer para estudiar más a fondo la eficacia de la vacuna en cada grupo.

   "La inmunoterapia ya ha demostrado ser muy prometedora para los pacientes con melanoma metastásico que normalmente tendrían un pronóstico difícil, a veces grave --señala Philip Friedlander, director del Programa de Oncología Médica del Melanoma en el Instituto de Cáncer Tisch en Mount Sinai y el sitio investigador del ensayo--. Es importante trabajar para desarrollar vacunas eficaces contra el cáncer que puedan prevenir el cáncer por sí solas o además de los medicamentos que ya están disponibles".

Contador