Publicado 10/02/2020 09:57CET

Descubren una proteína relacionada con la causa más común de ceguera

   MADRID, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Un equipo internacional de científicos ha identificado una proteína que está fuertemente relacionada con la causa más común de ceguera en los países desarrollados cuando sus niveles se elevan en la sangre. El descubrimiento es un gran paso adelante en la comprensión de la degeneración macular relacionada con la edad (DMAE), según publican en la revista 'Nature Communications'.

   El estudio, llevado a cabo por el equipo de las universidades de Manchester, Cardiff, Londres y Nijmegen y Manchester Foundation NHS Trust, descubrió que esta proteína, llamada FHR4, estaba presente en niveles más altos en la sangre de pacientes con DMAE en comparación con individuos de una edad similar sin la enfermedad.

   Los hallazgos fueron confirmados en 484 pacientes y 522 muestras de control de dos colecciones independientes en toda Europa.

   Los análisis de ojos donados para investigación después de la vida también revelaron que la proteína FHR4 estaba presente en las partes del ojo afectadas por DMAE.

   El equipo demostró que FHR4 activaba parte del sistema inmunitario, denominado sistema del complemento. La activación excesiva es un factor causal importante en la DMAE.

   FHR4 es uno de un grupo de proteínas que regulan el sistema del complemento y los genes que codifican estas proteínas están estrechamente agrupados en el cromosoma 1, el cromosoma humano más grande.

   Cuando el equipo investigó un conjunto de variantes genéticas en todo el genoma humano, descubrieron que las variantes genéticas en esta región en el cromosoma 1 determinaban los niveles de FHR4 en la sangre. Y descubrieron que las mismas variantes genéticas estaban asociadas con la DMAE.

   El profesor Paul Bishop, de la Universidad de Manchester y oftalmólogo consultor en el Manchester Royal Eye Hospital, apunta que "los hallazgos combinados de proteínas y genéticos proporcionan evidencia convincente de que FHR4 es un controlador crítico de esa parte del sistema inmune que afecta los ojos".

   "Hemos demostrado que los niveles de FHR4 en sangre más altos genéticamente determinados conducen a más FHR4 en el ojo, lo que a su vez aumenta el riesgo de una respuesta incontrolada del sistema inmunitario que impulsa la enfermedad --añade--. Entonces, además de mejorar la comprensión de cómo se causa la DMAE, este trabajo proporciona una forma de predecir el riesgo de la enfermedad simplemente midiendo los niveles sanguíneos de FHR4".

   Y añade que "también proporciona una nueva ruta al tratamiento al reducir los niveles sanguíneos de FHR4 para restaurar la función del sistema inmunitario en los ojos. Debido a que las opciones de tratamiento para la DMAE son limitadas, esta comprensión integral de la biología de la enfermedad es un gran impulso para los científicos que encuentran respuestas a un problema que causa una miseria incalculable para millones de personas".

   El profesor Simon Clark, especialista en la regulación del sistema del complemento en salud y enfermedad, destaca que "este estudio realmente es un cambio radical en nuestra comprensión de cómo la activación del complemento impulsa esta importante enfermedad cegadora".

   "Hasta ahora, el papel desempeñado por las proteínas FHR en la enfermedad solo se ha inferido alguna vez --prosigue--. Pero ahora mostramos un vínculo directo y, lo que es más emocionante, se convierte en un paso tangible más cerca de identificar un grupo de objetivos terapéuticos potenciales para tratar esta enfermedad debilitante".