Publicado 06/05/2024 12:10

Infosalus.- Cuatro millones de pacientes al año contraen una infección asociada a la atención sanitaria y falta de higiene en la UE

Archivo - El primer plano de la mujer desinfecta sus manos en casa . Gel hidroalcoholico.
Archivo - El primer plano de la mujer desinfecta sus manos en casa . Gel hidroalcoholico. - DRAZEN ZIGIC/ ISTOCK - Archivo

Aumenta el uso de los antibióticos en la UE: 35,5% en 2022/2023 frente a 32% en 2016/2017

MADRID, 6 May. (EUROPA PRESS) -

Cada año, 4,3 millones de pacientes hospitalizados en la Unión Europea contraen al menos una infección relacionada con la asistencia sanitaria durante su estancia en el hospital, por lo que la higiene en los hospitales supone aún un reto para los países del espacio europeo, según revela la tercera encuesta de prevalencia puntual (PPS) de infecciones asociadas a la asistencia sanitaria (IRAS) y uso de antimicrobianos en hospitales de cuidados agudos, coordinada por el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) en 2022-2023.

"Las infecciones asociadas a la atención sanitaria plantean un desafío significativo para la seguridad del paciente en los hospitales en toda Europa. Estas cifras recientes ponen de relieve la necesidad urgente de adoptar nuevas medidas para mitigar esta amenaza. Dando prioridad a las políticas y prácticas de prevención y control de las infecciones, así como antimicrobianos y mejorando la vigilancia, podemos combatir eficazmente la propagación de estas infecciones y proteger la salud de los pacientes", ha declarado la directora del ECDC, la doctora Andrea Ammon, en rueda de prensa este lunes.

La prevalencia de pacientes con al menos una IRAS en la muestra de la UE/EEE fue del 7,1 por ciento (intervalo por países de 3,1% a 13,8%). La prevalencia ajustada de pacientes con al menos una IRAS se estimó en un ocho por ciento. Tras el ajuste por un país de la UE/EEE no participante (Dinamarca), se estimó un total de 93.305.93.305 pacientes con al menos una IRAS en un día cualquiera, 4,3 millones.

Las infecciones del tracto respiratorio con un 29,3 por ciento del total, incluyendo neumonía (19%), Covid-19 (7%) y otras infecciones de las vías respiratorias bajas (3,3%), seguidas de las infecciones del tracto urinario (19,2%), las infecciones del sitio quirúrgico (16,1%), las infecciones del torrente sanguíneo (11,9%) y las infecciones gastrointestinales (9,5%), representando las infecciones por 'C. difficile' el 62,1 por ciento de estas últimas y el 5,9 por ciento de todas las IRAS. El tipo de infección más frecuente en el momento del ingreso fue la infección del sitio quirúrgico (25,7%).

La prevalencia más alta se registró en los pacientes de cuidados intensivos, con un 20,5 por ciento, frente al 6,4 por ciento de todas las demás especialidades combinadas. Se notificaron 16.948 microorganismos en 13.875 (60,8%) IRAS. Los microorganismos más frecuentemente aislados en las IRAS fueron, en orden decreciente, 'Escherichia coli' (12,7%), 'Klebsiella spp' (11,7%), 'Enterococcus spp' (10,0%), SARS-CoV-2 (9,5%), 'S. aureus' (9,0%), 'C. difficile' (8,0%), 'P. aeruginosa' (7,9%), 'estafilococos coagulasa-negativos' (5,8%), 'Candida spp' (4,7%), 'Proteus spp'(3,2%), 'Acinetobacter spp' (3,2%) y 'Enterobacter spp' (3.0%).

En este contexto, el ECDC remarca que al menos el 20 por ciento de las IRAS pueden prevenirse mediante programas sostenidos y polifacéticos de prevención y control de infecciones sostenidos y polifacéticos. Así, recalcan que medidas sencillas, como la higiene de las manos y la distribución de desinfectantes pueden reducir considerablemente el número de IRAS, aunque las intervenciones más complejas, como disponer de un número adecuado de habitaciones individuales y de personal especializado en control y prevención, también desempeñan un papel importante.

Sin embargo, la aplicación de los programas de control y prevención varía considerablemente de un hospital europeo a otro, lo que indica la necesidad de estandarizar las prácticas y redoblar los esfuerzos para mejorar el cumplimiento de las medidas.

"Hay que reforzar las medidas de control de la prevención de infecciones, empezando por la higiene de las manos y el uso de desinfectantes de manos a base de alcohol. También hay que garantizar que en cada hospital haya un número suficiente de habitaciones individuales, así habrá capacidad para aislar a los pacientes con bacterias resistentes a múltiples fármacos, como la neumonía resistente", ha declarado el jefe de Sección Resistencia a los antimicrobianos e infecciones asociadas a la atención sanitaria - ECDC, Dominique Monnet.

Así, ha añadido que "por supuesto, los recursos financieros son importantes también para la contratación de personal, pero el cumplimiento de las directrices y protocolos, el cambio de comportamiento no debe costar mucho".

"Acciones sencillas como la higiene de las manos pueden tener un gran impacto, y lo demostramos en el informe mostrando que cuanto más, cuanto mayor sea el porcentaje de camas que tienen alcohol para frotar las manos junto a la cama, menor es el riesgo de higiene de las manos. Así que, sí, la financiación es importante, el dinero es importante, pero no lo es todo", ha concluido.

AUMENTO DEL USO DE ANTIBIÓTICOS

Por otro lado, el informe revela un aumento del uso de antimicrobianos en comparación con encuestas anteriores. En el PPS 2022-2023, el 35,5 por ciento de los pacientes recibió al menos un agente antimicrobiano, frente al 32,9 por ciento en el anterior PPS de 2016-2017. En un día cualquiera en la UE y el EEE, aproximadamente 390.000 pacientes hospitalizados reciben al menos un agente antimicrobiano.

La encuesta detectó 138.208 antimicrobianos que se utilizaron en 103.169 pacientes, es decir, el 72,6 por ciento de los pacientes recibió un antimicrobiano, el 22,4 por ciento recibió dos y el 5,4 por ciento recibió tres o más. La prevalencia ponderada del uso de antimicrobianos en la UE/EEE, teniendo en cuenta el número de camas de cuidados agudos ocupadas por país, fue del 32,4 por ciento. El número estimado de pacientes que recibieron al menos un antimicrobiano en un día cualquiera en los hospitales de agudos de la UE y el EEE fue de 390.957 pacientes.

Los antimicrobianos se administraron por vía parenteral en el 80,3 por ciento de los casos, y el motivo del uso de antimicrobianos se documentó en la historia clínica del paciente en el 82,7 por ciento de los casos.

La prevalencia del uso de antimicrobianos fue la más baja en pacientes psiquiátricos (2,8%) y la más alta en pacientes de cuidados intensivos (59,5%). Los antimicrobianos fueron los más frecuentemente prescritos para el tratamiento de una infección (70,2%): de una infección adquirida en la comunidad (49,3%), de una infección adquirida en el hospital (18,4%) y de una infección adquirida en un de larga duración (2,5%). La profilaxis quirúrgica fue la indicación del 14,9 por ciento de las prescripciones y fue prolongada durante más de un día en el 48,3 por ciento de las prescripciones de profilaxis quirúrgica.

Un motivo de especial preocupación entre los expertos es que uno de cada tres microorganismos detectados en HAI eran bacterias resistentes a antibióticos importantes, lo que limita las opciones de tratamiento de los pacientes infectados.

Según los datos del informe, se notificó resistencia a la meticilina en el 23,7 por ciento de los casos aislados de 'S. aureus' con resultados AST conocidos. Se notificó resistencia a la vancomicina en el 15,6 por ciento de los 'enterococos' aislados. La resistencia a las cefalosporinas de tercera generación cefalosporina de tercera generación en el 34,7 por ciento de todos los 'Enterobacterales' y la más elevada en 'K. pneumoniae', con un 58,1 por ciento.

Contador