Publicado 31/12/2023 12:26

Infosalus.- Retomar el plan antitabaco y reducir las listas de espera: principales retos de Sanidad para 2024

La ministra de Sanidad, Mónica García y el Secretario de Estado de Sanidad, Javier Padilla comparecen en una rueda de prensa tras la reunión con el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), en la sede del Ministerio, a 21 de diciembr
La ministra de Sanidad, Mónica García y el Secretario de Estado de Sanidad, Javier Padilla comparecen en una rueda de prensa tras la reunión con el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), en la sede del Ministerio, a 21 de diciembr - A. Pérez Meca - Europa Press

MADRID, 31 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Sanidad que lidera ahora Mónica García se enfrenta a un 2024 con varios retos sobre la mesa, aunque hay dos en especial que preocupan especialmente a la ministra: el primero es sacar del cajón el Plan Integral frente al Tabaco 2021-2025, con el foco puesto en la ampliación de los espacios sin humo, el empaquetado genérico y el vapeo; y el segundo se centra en recuperar "la grandeza" de la Sanidad pública reduciendo las listas de espera.

El borrador del Plan Integral de Prevención y Control del Tabaquismo 2021-2025 fue elaborado por el Ministerio de Sanidad en el año 2021, liderado en ese momento por Salvador Illa, y cuenta con algunas medidas como regular el tabaco en ciertos espacios, como pueden ser las terrazas, regular los cigarrillos electrónicos, el empaquetado genérico y subir los impuestos al tabaco.

No obstante, tras casi dos años desde su aprobación, ninguna de las medidas de este Plan se han llevado a cabo y, de hecho, la última vez que en España se tomaron medidas con respecto al tabaco fue en el año 2010 con la Ley 42/2010, de 30 de diciembre, por la que se modificó la Ley 28/2005, de 26 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco.

Con esta modificación se prohibió fumar en algunos espacios de uso público, con independencia de su titularidad pública o privada, como las discotecas, bares, restaurantes, el transporte público, parques o las puertas de los hospitales.

No obstante, en 2017 se aprobó el Real Decreto 579/2017, de 9 de junio, como transposición parcial de la Directiva 2014/40/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, a través del cual se regularon determinados aspectos relativos a la fabricación, presentación y comercialización de los productos del tabaco y los productos relacionados. Concretamente, esta medida concluyó con la prohibición de la fabricación y venta de los productos de tabaco con aroma o sabor mentolado.

En este contexto, la ministra García se enfrenta a un gran reto ya que desde hace cinco años no se toma ninguna medida con respecto al consumo de tabaco. "El primer paso es sacarlo del cajón. Debemos retomarlo porque no podemos darle la espalda a la única medida que más años de vida y más calidad de vida puede aportar a la población, que es el tabaquismo", declaró García el pasado 11 de diciembre en un encuentro con los medios de comunicación.

MEJORAR LA ATENCIÓN PRIMARIA Y REDUCIR LAS LISTAS DE ESPERA

El segundo gran reto al que se enfrenta Mónica García y con el que ya ha mostrado su compromiso es la situación de la Atención Primaria y las listas de espera ya que, según el último Barómetro Sanitario del CIS, los españoles esperan una media de 9,48 días para ser atendidos por un médico de Atención Primaria y el 42 por ciento de los encuestados esperan entre uno y tres meses para ser atendidos por un especialista.

En este contexto, Sanidad ha anunciado que, tras el Consejo Interterritorial del 21 de diciembre, se ha acordado celebrar un pleno monográfico del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud dedicado a la Atención Primaria a principio del 2024 para "redoblar los esfuerzo y fortalecerla".

Además, en el programa de Sumar para el Gobierno de coalición se prometía acabar con las listas de espera en la Sanidad pública, estableciendo por ley unos tiempos máximos de espera.

Según el documento, los tiempos máximos serán de 120 días para intervenciones quirúrgicas, 60 para consultas especializadas y 30 para pruebas complementarias, con independencia del lugar de residencia. En el caso de la salud mental, el máximo será de 15 días para jóvenes, adolescentes y menores de 21 años.

PACTO DE ESTADO DE SALUD MENTAL Y PLAN DE SALUD BUCODENTAL

Otro de los grandes retos de la nueva ministra será llevar a cabo un gran pacto de Estado de Salud Mental que "asegure el derecho a una salud mental universal, pública y de calidad". Este pacto pondrá "especial foco" en las personas jóvenes, con un refuerzo de la ratio de especialistas en salud mental y un plan de medidas específicas orientadas a prevenir el suicidio juvenil.

Además, el Congreso de los Diputados ya ha aprobado una proposición no de ley (PNL), con 296 votos en contra y 49 abstenciones, instando al Gobierno a aprobar este Pacto.

Por otro lado, el Consejo de Ministros ha aprobado una nueva transferencia de 68 millones de euros a las comunidades autónomas destinada al Plan de Salud Bucodental. Además, se ha ampliado el número de beneficiarios de este plan con la incorporación de niños de entre 0 y 5 años y personas diagnosticadas en procesos oncológicos del territorio cervicofacial.

Sin embargo, García quiere ir más allá e incluir a los parados y a las personas mayores de 65 años en este Plan, que hasta ahora incluye a embarazadas, niños de hasta 14 años, pacientes de cáncer de cabeza y cuello, adultos con discapacidad intelectual y personas con enfermedades neuromusculares.

TÍTULO DE MÉDICO ESPECIALISTA EN URGENCIAS Y EMERGENCIAS

El año 2023 también deja a medias el Real Decreto de la especialidad de Urgencias y Emergencias, aunque la ministra ya ha asegurado que "el proyecto normativo ya está avanzado y está pendiente de incorporar las alegaciones que han mandado las diferentes comunidades y mandar el texto definitivo".

Además, la ministra ha señalado que en este proyecto de RD "queda perfectamente delimitado la parte de la Medicina de Familia y la Medicina de Urgencias", aunque "hay una parte de conocimiento común". Tras estas declaraciones se prevé que esta especialidad salga aprobada en el próximo año 2024.

CREAR UNA AGENCIA ESTATAL DE SALUD PÚBLICA

Entre los deseos de Sanidad para este 2024 también está la creación de una Agencia Estatal de Salud Pública. De hecho, García ha calificado esta labor como "una prioridad" que espera que en 2024 "sea efectiva".

El objetivo es que contribuya a mejorar la coordinación, las capacidades y la gestión del SNS. "Hay una parte del trámite parlamentario que se quedó colgada, pero queremos darle continuidad. Es nuestra primera prioridad para que, a la vuelta de la Navidad, pueda seguir su curso y que en 2024 podamos tenerla para que sea efectiva", ha anunciado García.

2023: EL AÑO QUE PUSO FIN A LA PANDEMIA Y DIJO ADIÓS A LAS MASCARILLAS

El año 2023 comenzó con Carolina Darias al mando de la Sanidad hasta que, el 28 de marzo, José Miñones recogió la cartera de este Ministerio, comenzando así un mandato que se dividiría en casi cuatro meses como ministro y otros cuatro como ministro en funciones. Finalmente, el pasado 20 de noviembre Miñones entregó la cartera a la actual ministra de Sanidad, Mónica García. Así, el año concluye con el paso de tres ministros por la cartera de Sanidad.

Bajo el mandato de Darias se consiguió la vacunación de la mayoría de la población contra la Covid-19 y, el 7 de febrero de 2023, se aprobó la retirada de la obligatoriedad de las mascarillas en el transporte público. Más adelante, Miñones impulsó a principios de julio un Real Decreto que ponía fin definitivamente a la emergencia sanitaria y declaró así el fin de una pandemia que ha durado tres años.

A través de esta medida, también se puso punto y final a la obligatoriedad del uso de las mascarillas en centros de salud, hospitales, farmacias y centros sociosanitarios, únicos espacios donde aún era indispensable llevarla.

Otro de los hitos de Miñones también tuvo lugar en esas fechas, cuando el Gobierno aprobó el derecho al olvido oncológico para supervivientes de cáncer en la contratación de cualquier producto financiero, transcurridos cinco años tras finalizar el tratamiento y sin recaída. De esta forma, se cumplía con la normativa europea que marca como límite el año 2025 para que los países incluyan este derecho en su legislación.