Publicado 13/05/2021 07:54CET

Investigan un biomarcador asociaciado al riesgo genético de padecer enfermedades cardíacas

Archivo - corazon
Archivo - corazon - EUROPA PRESS - Archivo

   MADRID, 13 May. (EUROPA PRESS) -

   Las personas genéticamente más propensas a padecer enfermedades cardiovasculares podrían beneficiarse de la potenciación de un biomarcador presente en los aceites de pescado, según sugiere un nuevo estudio publicado en la revista 'PLOS ONE'.

   En un estudio genético realizado en 1.886 indios asiáticos los científicos han identificado la primera evidencia del papel de la adiponectina, un biomarcador relacionado con la obesidad, en la asociación entre una variación genética llamada omentina y la salud cardiometabólica.

   El equipo, dirigido por el profesor Vimal Karani, de la Universidad de Reading, en Reino Unido, observó que el papel de la adiponectina estaba vinculado a marcadores de enfermedades cardiovasculares que eran independientes de la obesidad común y central entre la población india asiática.

   El profesor Vimal Karani, catedrático de Nutrigenética y Nutrigenómica de la Universidad de Reading, explica que "se trata de una visión importante sobre una de las formas en que las personas que no son obesas pueden desarrollar enfermedades cardíacas, a través de las bajas concentraciones de un biomarcador en el cuerpo llamado adiponectina. También puede demostrar por qué ciertos factores del estilo de vida, como el consumo de pescado azul y el ejercicio regular, son tan importantes para prevenir el riesgo de enfermedades cardíacas", añade.

   "Estudiamos poblaciones indias asiáticas que tienen un riesgo genético particular de desarrollar enfermedades cardíacas y vimos que la mayoría de nuestros participantes ya eran cardiometabólicamente poco saludables --recuerda--. Sin embargo, la variación genética de la omentina que estudiamos es frecuente en diversos grupos étnicos y justifica que se siga trabajando para ver si la omentina desempeña un papel en el riesgo de enfermedades cardíacas también en otros grupos".

   La población india asiática que participó en el estudio presentó una asociación significativa entre los niveles bajos de adiponectina y las enfermedades cardiovasculares, incluso después de ajustar los factores normalmente relacionados con las enfermedades cardíacas.

   Los participantes en el estudio fueron examinados y evaluados en función de una serie de medidas cardiovasculares, como el IMC, la glucemia en ayunas y el colesterol, y más del 80% de los que participaron fueron evaluados como poco saludables desde el punto de vista cardiometabólico.

   Otros análisis demostraron que las personas con variaciones genéticas en la producción de omentina también tenían menos cantidad del biomarcador adiponectina en su organismo.

   El profesor Vimal Karani resalta que "lo que podemos ver claramente a partir de las observaciones es que hay un proceso de tres etapas en el que la diferencia del gen de la omentina está contribuyendo a la baja adiponectina biomarcador, que a su vez parece estar vinculado a los peores resultados y el riesgo de enfermedad cardíaca".

   Según señala, "el propio gen de la omentina produce una proteína en el cuerpo que ha demostrado tener efectos antiinflamatorios y cardioprotectores, y las variaciones en el gen de la omentina se han relacionado previamente con enfermedades cardiometabólicas. Los hallazgos sugieren que las personas pueden desarrollar enfermedades cardiometabólicas debido a este riesgo genético específico de la omentina, si tienen niveles bajos el biomarcador adiponectina".