Publicado 28/01/2021 07:37CET

Menopausia, ¿el apoyo social puede aliviar los síntomas?

Menopausia precoz
Menopausia precoz - RUBER INTERNACIONAL - Archivo

   MADRID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Las mujeres en la menopausia que experimentan eventos estresantes perturbadores son más propensas a ver empeorados los síntomas, y el nivel de apoyo social que reciben no parece moderar el impacto sobre los síntomas, según un estudio publicado en la revista de acceso abierto 'PLOS ONE' por la investigadora de Megan Arnot, del University College de Londres, y sus colegas.

   La menopausia para muchas mujeres viene acompañada de síntomas físicos difíciles, con mayor frecuencia síntomas vasomotores (SVM), que afectan a alrededor del 70 por ciento, como sofocos, sudores nocturnos y sudores fríos. Aunque se sabe desde hace mucho tiempo que el estrés empeora los síntomas de la menopausia, ha habido alguna evidencia de que el apoyo social alivia los síntomas. En este estudio, Arnot y sus colegas examinan si el apoyo social es un amortiguador eficaz contra los efectos negativos del estrés en el SVM.

   Los autores analizaron nueve años de datos del Estudio en curso sobre la salud de la mujer en todo el país. Las mujeres encuestadas tenían su base en Estados Unidos. La mayoría eran perimenopáusicas (60 por ciento), tenían 47 años en promedio y tendían a estar en una relación o casadas (76 por ciento).

   Las mujeres estaban recibiendo altos niveles de apoyo social en promedio, la mayoría había experimentado un evento estresante que les resultó al menos algo molesto (76,49%), y las encuestadas habían experimentado un promedio de 3 eventos estresantes en el último año. Las encuestadas pudieron calificar lo perturbador que encontraron cada evento estresante, desde nada molesto hasta muy molesto.

   Después de ajustar por edad, estado civil, tabaquismo, salud general autopercibida, etnia y estado menopáusico, los autores encontraron que el grado en el que la mujer se veía afectada por el factor estresante era más crítico en términos del efecto sobre el SVM: mujeres que informaron que todavía estaban molestas por un evento estresante en el último año tendían a tener un aumento del 21 por ciento en la frecuencia de VMS, y las mujeres que habían estado muy molestas el año pasado pero que se describían como que ya no estaban molestas experimentaron un aumento del siete por ciento en la frecuencia de SVM.

   Las mujeres que no estaban alteradas o sólo algo alteradas por los acontecimientos estresantes no mostraron un aumento estadísticamente significativo de la SVM al informar. Curiosamente, los autores no encontraron una relación entre el aumento del apoyo social y la disminución de la SVM, ni pruebas de que el apoyo social moderara el impacto negativo del estrés en la SVM.

   Los autores sugieren que la investigación futura se centre en si las intervenciones sociales tienen un efecto positivo sobre los síntomas de la menopausia y también si ciertos tipos de personalidad, en lo que respecta a la resiliencia, experimentan la menopausia de manera diferente.

   Los autores añaden que "este estudio es el primero que demuestra que el apoyo social no necesariamente hace que la transición a la menopausia sea 'más fácil', lo que arroja dudas sobre la eficacia de los tratamientos basados en el apoyo".