Publicado 07/08/2020 12:36CET

Recomendaciones de los farmacéuticos para el verano contra el COVID-19

Los farmacéuticos instan a hidratar las manos tras el uso de gel hidroalcohólico
Los farmacéuticos instan a hidratar las manos tras el uso de gel hidroalcohólico - ORBON ALIJA - Archivo

MADRID, 7 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF) ha lanzado una serie de recomendaciones tanto para este mes de vacaciones como para protegerse del COVID-19. Sobre los geles hidroalcohólicos, recuerdan que deshidratan la piel y que, junto al sol, pueden causar efectos no deseados. "Por lo tanto, cobra una gran importancia el hecho de proteger también nuestras manos de la luz solar e hidratarlas con frecuencia para evitar quemaduras o irritaciones", resaltan.

Los farmacéuticos aconsejan evitar la exposición solar en las horas centrales del día, recordando una correcta utilización de los fotoprotectores y resaltando la importancia de hidratar bien la piel tras la exposición al sol.

Sobre las mascarillas, de obligado uso en todo el territorio español, indican que "no tienen por qué estar elaboradas con materiales que impidan el paso de la radicación solar". "Son un producto fabricado para filtrar el aire aunque puedan parecer un protector físico. La recomendación es que siempre se utilice protección solar en la piel cubierta por la mascarilla y que se renueve la aplicación cada pocas horas con el fin de evitar quemaduras o perjuicios más graves", detallan.

A la hora de combatir los rebrotes, además del gel hidroalcohólico y las mascarillas, instan a contar con los antitérmicos habituales como el paracetamol, y cuidar la hidratación, así como acudir a un profesional sanitario en el momento en el que se detecten síntomas de la patología.

Consideran aconsejable que se incluyan algunos fármacos para afecciones leves. "Analgésicos, antiácidos, antihistamínicos, antidiarreicos, suero para rehidratación oral o productos para las picaduras son algunos de los básicos que se deben incluir. Además de esto, podemos incluir material de cura como algodón, gasas, tiritas, vendas o esparadrapo. También solución salina y algún antiséptico para limpiar las heridas. El alcohol nos servirá para desinfectar el material y la piel", añaden.

CUMPLIMIENTO TERAPÉUTICO

Durante las vacaciones el cambio de residencia y hábitos puede poner en peligro el cumplimiento de los tratamientos farmacológicos y, en consecuencia, los objetivos perseguidos y nuestra salud. Con el fin de facilitar un riguroso cumplimiento de los tratamientos, aconsejan simplificar la pauta al máximo y, si es posible hacer coincidir la toma del medicamento con alguna actividad cotidiana (comidas, acostarse, levantarse, etc.). "Además, si esto es posible, son aconsejables los medicamentos que permiten una sola administración diaria, ya que la menor frecuencia tiende a mejorar el cumplimiento", agregan.