Publicado 29/01/2021 07:54CET

Restringir en el tiempo lo que se come, tan eficaz como otras dietas

Ayuno intermitente.
Ayuno intermitente. - INTERMOUNTAIN HEALTHCARE - Archivo

   MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Un estudio piloto de alimentación restringida en el tiempo, en el que los alimentos se consumen solo en un período diario de ocho horas, ha demostrado que el plan es simple, fácil de seguir y que la pérdida de peso es al menos tan buena como la que se logra con una dieta con intervenciones más complejas, según publican en la revista 'PLOS ONE'.

   En esta investigación, cincuenta participantes con obesidad intentaron seguir el plan durante 12 semanas. Se realizaron encuestas telefónicas semanalmente, y a las 6 y 12 semanas los participantes acudieron a la clínica para ser pesados.

   Casi el 60% de los participantes seguían comiendo con restricción de tiempo a los tres meses y habían perdido un promedio de 3,5 kilos, pero incluso aquellos que no lograron una adherencia total también perdieron peso.

   Los investigadores de la Universidad Queen Mary de Londres dicen que los resultados de la adherencia y la pérdida de peso son lo suficientemente alentadores como para justificar un ensayo aleatorio con seguimiento a largo plazo.

   La autora Dunja Przulj, de la Universidad Queen Mary de Londres, precisa que "actualmente faltan planes de control de peso simples que las personas puedan seguir. En este estudio, más de una cuarta parte de los participantes habían perdido al menos el 5% de su peso corporal inicial a las 12 semanas", resalta.