Publicado 11/11/2020 07:54CET

Salud.-La exposición a niveles más altos de ozono está relacionada con un mayor riesgo de paro cardíaco

Infarto, ataque corazón
Infarto, ataque corazón - FLICKR - Archivo

MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

La exposición a concentraciones más altas de ozono en el aire se asocia significativamente con un mayor riesgo de paro cardíaco extrahospitalario (PCEH), según una investigación preliminar que se presentará en el Simposio de Ciencia de Resucitación 2020 de la Asociación Americana del Corazón.

Estudios anteriores han demostrado que la exposición intensa al ozono y al material particulado en el aire está asociada con el desarrollo de enfermedades crónicas. Una declaración científica de 2010 de la Asociación Americana del Corazón consideró a los contaminantes del aire ambiente como un "factor modificable que contribuye a la morbilidad y mortalidad cardiovascular".

"Los contaminantes del aire se han asociado con una mayor mortalidad en Estados Unidos. Sin embargo, se desconoce si el ozono y las partículas en el aire en un día determinado están asociados con un mayor riesgo de que una persona experimente un paro cardíaco fuera del hospital", señala Ali Malik, investigador de cardiología clínica y resultados cardiovasculares en el Saint Luke's Mid America Heart Institute y autor principal del estudio.

Los investigadores utilizaron datos del Registro de paro cardíaco para mejorar la supervivencia para examinar si concentraciones más altas de ozono y material particulado estaban asociadas con incidentes de paro cardíaco. Este estudio incluyó a 187.000 personas con PCEH no traumático durante 2013-2016. Los participantes tenían 63 años de media, el 61% eran hombres y el 53% no eran blancos.

Las exposiciones individuales a material particulado y ozono se estimaron utilizando datos de los modelos atmosféricos de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos que predicen los niveles diarios de ozono por tramo censal.

Los resultados del análisis encontraron que por cada aumento de 12 partes por mil millones (ppb) en el nivel de ozono, las probabilidades de un PCEH aumentaron en un 1%, lo cual es estadísticamente significativo. Sin embargo, no hubo asociación entre la concentración de partículas y el PCEH, y no hubo diferencia en el riesgo de PCEH relacionado con la calidad del aire relacionado con la edad, el sexo o la raza.

"Encontramos que una mayor concentración de ozono el día en que ocurrió el paro cardíaco fuera del hospital se asoció significativamente con un mayor riesgo --destaca Malik--. Es importante destacar que encontramos que la relación entre el ozono y el riesgo de PCEH estaba presente incluso en concentraciones por debajo del estándar de calidad del aire de la EPA. Estos hallazgos pueden tener importantes implicaciones para la salud pública", asegura.

En este sentido, Malik agrega que "los mecanismos por los cuales la exposición aguda al ozono aumenta el riesgo de paro cardíaco deben definirse mejor. Es importante limitar la exposición a niveles altos de ozono y necesitamos medidas más agresivas para disminuir las concentraciones de ozono en el aire ambiental",añade.

Malik resalta que este es un estudio observacional y la exposición a contaminantes del aire se derivó de estimaciones al aire libre, por lo que admite que se necesitan más estudios para determinar la relación exacta entre la contaminación del aire y el paro cardíaco.

Contador