Publicado 14/12/2020 07:45CET

Salud.-Identifican los riesgos genéticos de una enfermedad inflamatoria rara

Una comparación de los cromosomas Y en ocho hombres africanos y ocho europeos disipa la noción común de que los genes Y en su mayoría no tienen importancia y que el cromosoma está destinado a disminuir y desaparecer. Esta investigación, publicada este jue
Una comparación de los cromosomas Y en ocho hombres africanos y ocho europeos disipa la noción común de que los genes Y en su mayoría no tienen importancia y que el cromosoma está destinado a disminuir y desaparecer. Esta investigación, publicada este jue - FLICKER/DANI P.L. - Archivo

MADRID, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de colaboradores internacionales liderado por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Pittsburgh, en Estados Unidos, ha identificado nuevas asociaciones genéticas que pueden predecir la susceptibilidad individual a una enfermedad inflamatoria, llamada arteritis de Takayasu, según publican en el 'American Journal of Human Genetics'.

El estudio, concebido por Amr Sawalha, profesor de pediatría y medicina en Pitt y jefe de la División de Reumatología Pediátrica del Hospital Infantil UPMC de Pittsburgh, recogió muestras de 1.226 personas con arteritis de Takayasu en cinco poblaciones diferentes en todo el mundo, lo que lo convierte en la colección más grande de estas muestras en el planeta.

En la arteritis de Takayasu, la inflamación daña la aorta y otros vasos grandes, lo que puede provocar la rotura de los principales vasos sanguíneos o una disminución del suministro de sangre a las extremidades, el cerebro y otros órganos vitales y pone a los pacientes en riesgo de sufrir un ataque cardíaco, un derrame cerebral o una pérdida importante de sangre y daño de órganos.

"Muchos de los que tratamos a pacientes con arteritis de Takayasu nos sentimos frustrados porque no sabemos realmente cómo funciona la enfermedad --señala Sawalha--. No tenemos buenas herramientas para predecir un brote de enfermedad y algunos pacientes tienen una enfermedad muy activa sin síntomas claros o un aumento en los marcadores inflamatorios".

Al realizar un estudio de asociación de todo el genoma en personas sanas y pacientes con arteritis de Takayasu, los investigadores identificaron variaciones en varias regiones del genoma que sugieren el papel de ciertas células inmunes en esta enfermedad. También identificaron moléculas y vías novedosas que pueden ser objeto de terapia.

El equipo pasó a comparar la genética de la arteritis de Takayasu con la predisposición genética a cientos de otros rasgos, evaluando la genética compartida entre la arteritis de Takayasu y otras enfermedades inmunomediadas.

"Descubrimos que, genéticamente hablando, la arteritis de Takayasu estaba más cerca de la enfermedad de Crohn --explica Sawalha--. Esto sugiere que podemos intentar desarrollar tratamientos basados en lo que sabemos que funciona para la enfermedad inflamatoria intestinal, que es una afección mucho más común".

Hasta este informe, el conocimiento sobre la predisposición genética a la arteritis de Takayasu era extremadamente limitado, debido a la dificultad para recolectar una cantidad suficiente de muestras para representar la arquitectura genética de poblaciones ancestralmente diversas.

Este estudio fue posible solo gracias a colaboraciones internacionales, resalta Sawalha. Su grupo recopiló muestras y datos de pacientes en Turquía, Canadá, China, Italia, el Reino Unido y en todo Estados Unidos, e incluyó pacientes de poblaciones subrepresentadas en estudios genéticos.

En el futuro, los científicos esperan usar sus datos para encontrar determinantes genéticos de cómo se manifiesta la enfermedad: qué individuos tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave, qué arterias podrían verse afectadas y qué pacientes tienen más probabilidades de portar la enfermedad en silencio sin presentar la enfermedad. marcadores moleculares fáciles de identificar.

"Este estudio abre muchas posibilidades --asegura Sawalha--. El conocimiento ampliado del componente genético de la arteritis de Takayasu nos ayudará a desarrollar terapias más efectivas en el futuro".

Lo más leído

  1. 1

    Venezuela.- Borrell pide a Biden que EEUU ayude a promover una salida "pacífica e integradora" en Venezuela

  2. 2

    EEUU.- Goldman Sachs gana 7.352 millones en 2020, un 13% más pese al impacto de la crisis del Covid-19

  3. 3

    Haití.- La ONU denuncia violaciones reiteradas de DDHH en Haití tras las protestas contra el Gobierno

  4. 4

    La geología de Venus ya es accesible pese a su gruesa atmósfera

  5. 5

    COMUNICADO: El test de COVID-19 de Seegene con recogida de muestra de saliva ya está disponible en Europa