Publicado 17/12/2020 07:38CET

Salud.-Un principio novedoso para el tratamiento del cáncer muestra un efecto prometedor

Recurso investigación del cáncer
Recurso investigación del cáncer - PIXABAY/ PDPICS - Archivo

MADRID, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Instituto Karolinska, de Suecia, informan en la revista 'Nature' que han desarrollado nuevos inhibidores de primera clase que comprometen la función mitocondrial en las células cancerosas. El tratamiento con inhibidores detuvo la proliferación de células cancerosas y redujo el crecimiento tumoral en ratones, sin afectar significativamente a las células sanas.

"Estamos entusiasmados de haber demostrado que este principio novedoso para el tratamiento del cáncer funciona en modelos animales y, con suerte, los inhibidores ahora se pueden desarrollar más para el tratamiento contra el cáncer en humanos", asegura Nils-Göran Larsson, profesor del Departamento de Bioquímica Médica y Biofísica en Instituto Karolinska, que dirigió el estudio.

Las mitocondrias son las plantas de energía de las células, esenciales para convertir la energía de los alimentos que comemos en la moneda de energía común que se requiere para una variedad de funciones celulares. Las células cancerosas dependen fundamentalmente de las mitocondrias, no solo para proporcionar energía, sino también para producir una serie de componentes básicos necesarios para producir más células a medida que las células cancerosas se dividen. La división celular continua significa que una célula cancerosa debe producir constantemente nuevas mitocondrias para crecer.

Los intentos anteriores de apuntar a las mitocondrias para el tratamiento del cáncer se han centrado en la inhibición aguda de la función mitocondrial. Sin embargo, esta estrategia a menudo ha dado lugar a efectos secundarios graves debido al papel crucial de las mitocondrias en el funcionamiento normal de los tejidos.

Como alternativa, investigadores del Instituto Karolinska y la Universidad de Gotemburgo, también en Suecia, en colaboración con la Sociedad Max Planck y el Lead Discovery Center GmbH, en Alemania, desarrollaron una estrategia novedosa que no interfiere directamente con la función de las mitocondrias existentes. En cambio, diseñaron inhibidores altamente selectivos que se dirigen al propio material genético de las mitocondrias, el ADNmt, que tiene un papel fundamental en la formación de nuevas mitocondrias.

"Los hallazgos anteriores de nuestro grupo de investigación han demostrado que las células que se dividen rápidamente, como las células cancerosas, dependen de manera crucial del mtDNA para formar nuevas mitocondrias funcionales", destaca Nils-Göran Larsson.

"En consecuencia --prosigue--, el tratamiento con nuestros inhibidores afecta específicamente a la proliferación de células tumorales, mientras que las células sanas en tejidos como el músculo esquelético, el hígado o el corazón no se ven afectadas durante un tiempo sorprendentemente largo".

Al investigar el mecanismo de acción de estos nuevos inhibidores, los investigadores observaron que los inhibidores ponen a las células cancerosas en un estado de agotamiento severo de energía y nutrientes. Esto conduce a la pérdida de los componentes básicos celulares necesarios, reduce el crecimiento de las células tumorales y, en última instancia, a la muerte celular.

"Los hallazgos son muy prometedores, pero se necesitarán muchos años de desarrollo adicional antes de que se pueda considerar el uso en humanos", concluye Nils-Göran Larsson.