Publicado 30/07/2020 07:09CET

Salud.-La respuesta inmunitaria a la gripe es mayor en los primeros años de vida y baja en la mediana edad

La respuesta inmunitaria a la gripe es mayor en los primeros años de vida y baja
La respuesta inmunitaria a la gripe es mayor en los primeros años de vida y baja - PIXABAY - Archivo

MADRID, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las respuestas inmunitarias a la exposición a la gripe aumentan en la primeras etapas de la vida, luego disminuyen en la mediana edad, según un estudio publicado en la revista de acceso abierto 'PLOS Pathogens' por un grupo internacional de científicos.

Utilizando nuevas métricas que definen las características clave de los perfiles de anticuerpos, los investigadores Bingyi Yang y Derek Cummings, de la Universidad de Florida; Steven Riley, del Imperial College de Londres, y sus colegas han comprobado que las exposiciones a la gripe a lo largo de la vida moldean continuamente los perfiles de anticuerpos, lo que impulsa las respuestas inmunes futuras a la influenza.

La gripe estacional sigue siendo una amenaza omnipresente para la salud humana. Cada infección deja una marca en el sistema inmunitario de una persona, y la acumulación de respuestas de anticuerpos a lo largo de la vida conduce a perfiles de anticuerpos individuales complejos que reflejan exposiciones pasadas.

Un creciente cuerpo de evidencia sugiere que el orden y el momento de las exposiciones a la gripe configuran la respuesta inmune de maneras que pueden afectar la morbilidad y la mortalidad, particularmente cuando se encuentran cepas nuevas (es decir, pandemias o potencialmente pandémicas). Pero no ha quedado claro cómo las exposiciones pasadas a múltiples cepas varían según las personas y el tiempo y determinan el riesgo futuro de infección y las respuestas inmunes posteriores.

Para abordar esta brecha en el conocimiento, los investigadores desarrollaron varias métricas novedosas para definir las características clave de los perfiles de anticuerpos.

Específicamente, caracterizaron los perfiles de anticuerpos en dos puntos de tiempo (línea de base de 2009 a 2011 y seguimiento de 2014 a 2015), con aproximadamente cuatro años de diferencia, en una gran muestra de individuos, de 2 a 86 años, en Guangzhou (China).

Midieron las respuestas inmunes a 21 cepas de influenza H3N2 que representan la historia de la circulación de H3N2 en humanos desde su aparición en 1968. Utilizando estas métricas, descubrieron que la inmunidad se acumula durante los primeros veinte años de vida y luego disminuye hasta los 40 a 50 años de edad.

Es probable que estos patrones de edad en los perfiles de anticuerpos estén impulsados por la exposición continua a la gripe y los efectos de la inmunidad existente en las respuestas inmunes a las cepas recién encontradas. Además, los individuos con mayor inmunidad a las cepas más antiguas y expuestas anteriormente muestran una mayor producción de anticuerpos a las cepas recientes.

"Encontramos que los perfiles de anticuerpos proporcionan más información que los títulos homólogos para predecir cambios temporales en la inmunidad a la gripe", concluyen los autores.