Publicado 05/04/2021 07:14CET

El sistema inmunológico del intestino también ayuda a regular el procesamiento de alimentos

Archivo - Las frutas se comen solas o media hora antes de comer
Archivo - Las frutas se comen solas o media hora antes de comer - IMEO - Archivo

MADRID, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo estudio publicado en la revista 'Science', realizado por investigadores de la Universidad de Yale, en Estados Unidos, ha demostrado el papel fundamental que desempeña el sistema inmunológico intestinal en los procesos absorber los nutrientes cruciales para la vida y protege de los productos químicos tóxicos y las bacterias potencialmente mortales. Han descubierto que el sistema inmunológico no solo se defiende contra los patógenos, sino que también regula qué nutrientes se ingieren.

Los hallazgos pueden proporcionar información sobre los orígenes de las enfermedades metabólicas y la desnutrición que son comunes en algunas regiones subdesarrolladas del mundo.

"Nos sorprendió que el sistema inmunológico estuviera tan involucrado en la nutrición --explica el primer autor Zuri Sullivan, exestudiante de posgrado en el departamento de inmunología de Yale y ahora becaria postdoctoral del Instituto Médico Howard Hughes Hanna H. Gray, en Harvard--. Y el estudio sienta las bases para comprender cómo funciona esta interacción recíproca".

Trabajando en el laboratorio del autor principal Ruslan Medzhitov, profesor de inmunobiología Sterling de Yale e investigador del Instituto Médico Howard Hughes, Sullivan se interesó en cómo las dietas de los seres humanos y otros animales pueden cambiar drásticamente la organización de sus tractos digestivos.

Por ejemplo, los sistemas digestivos de carnívoros y herbívoros están organizados de manera diferente para adaptarse a sus dietas especializadas. Los omnívoros tienen el sistema más complejo, que debe adaptarse a una dieta diversa de proteínas, grasas y carbohidratos según lo que esté disponible en el medio ambiente.

Sullivan, Medzhitov y un grupo de colegas decidieron estudiar cómo la gran cantidad de células inmunes presentes dentro del tracto intestinal podría influir en la nutrición. Por ejemplo, una molécula de señalización específica del sistema inmunológico, conocida como interleucina-22 (IL-22), juega un papel clave en la lucha contra patógenos bacterianos como los que causan intoxicación alimentaria. La presencia de IL-22 también parece prevenir la absorción de ciertos nutrientes en el sistema digestivo cuando hay patógenos presentes.

En una serie de experimentos, los investigadores descubrieron que un grupo específico de células del sistema inmunológico, las células T gamma delta, pueden suprimir la expresión de interleucina-22 en ratones y permitir que las células de la pared intestinal activen las enzimas digestivas y los transportadores de nutrientes.

Además de proporcionar información sobre la desnutrición en algunas partes del mundo, donde las infecciones bacterianas conducen a la expresión crónica de IL-22 y suprimen la absorción de nutrientes. Los hallazgos también podrían eventualmente ayudar a los investigadores a desarrollar formas de combatir las altas tasas de enfermedades metabólicas, como la diabetes tipo 2 y la obesidad en el mundo desarrollado, dice Sullivan.

Contador