Publicado 04/03/2021 07:22CET

Salud.-La terapia con cetonas puede ser beneficiosa para los pacientes con enfermedades cardiacas

Archivo - Corazón
Archivo - Corazón - CATHARINA HOSPITAL EINDHOVEN - Archivo

MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

Existe una creciente evidencia de que los cuerpos cetónicos pueden ser beneficiosos para los pacientes con enfermedades cardíacas independientemente del método de administración utilizado para aumentar la liberación de cetonas al corazón.

Un artículo de revisión publicado en el 'Journal of the American College of Cardiology' examina la evidencia emergente con respecto a los efectos de los cuerpos cetónicos en el corazón y el potencial de la terapia con cetonas como una intervención cardiovascular en pacientes con enfermedades cardíacas.

En los últimos años, los cuerpos cetónicos entraron en el léxico popular a través de la "dieta ceto", que consiste en una dieta muy baja en carbohidratos y alta en grasas que se esfuerza por forzar al cuerpo a la cetosis, un estado metabólico con un aumento de cuerpos cetónicos que circulan en el cuerpo como resultado de que hay menos glucosa, o azúcar, en el torrente sanguíneo para proporcionar combustible, lo que hace que el cuerpo cambie para metabolizar la grasa como energía.

Investigaciones recientes han demostrado que una dieta cetogénica puede contribuir a un mayor riesgo de enfermedad cardíaca si los alimentos consumidos no incluyen grasas saludables para el corazón.

La revisión analiza las ventajas terapéuticas de aumentar los niveles de cetonas circulantes a través de múltiples mecanismos, incluida la dieta ceto. Los investigadores discuten tanto los méritos potenciales como las preocupaciones relacionadas con la dieta ceto en relación con cada mecanismo para aumentar los niveles de cetonas en el cuerpo, proporcionando nuevas vías terapéuticas para aumentar la cetosis sin los impactos preocupantes de la dieta ceto.

"Encontramos que los datos de estudios experimentales y en humanos sugieren que los cuerpos cetónicos ejercen efectos protectores en los pacientes con enfermedades cardíacas. Dado que las enfermedades cardíacas siguen siendo la principal causa de muerte en todo el mundo, es vital determinar nuevas formas de ofrecer protección cardíaca para esta población de pacientes", apunta B. Daan Westenbrink, cardiólogo y científico traslacional en el Centro Médico Universitario de Groningen en los Países Bajos y autor principal del artículo.

"Si bien la dieta ceto se ha vuelto cada vez más popular, existen preocupaciones acerca de los efectos adversos en el corazón --prosigue--. Sin embargo, la administración de cetonas puede ser una alternativa a una dieta cetogénica como un medio para elevar los cuerpos cetónicos por sus efectos protectores".

Los cuerpos cetónicos son producidos por el hígado, particularmente en respuesta al ayuno prolongado, la privación de insulina y el ejercicio extremo. Las cetonas proporcionan energía adicional a múltiples órganos y, en condiciones extremas, los cuerpos cetónicos pueden representar aproximadamente el 5-20% del gasto energético total del cuerpo.

En condiciones normales, un corazón sano consume poca glucosa como fuente de energía. Sin embargo, en las primeras etapas de la cardiopatía estructural hay un cambio de la utilización de ácidos grasos a la glucosa. Esta reprogramación metabólica conduce a la falta de energía del músculo cardíaco, lo que contribuye al desarrollo de insuficiencia cardíaca. Según los investigadores, un corazón defectuoso parece reprogramar su metabolismo para una mayor dependencia de los cuerpos cetónicos como fuente de combustible.

Según los investigadores, las cetonas también pueden tener efectos positivos sobre los factores de riesgo cardiovascular comunes, como la presión arterial, el peso corporal, la glucemia o el azúcar en sangre y el colesterol, aunque se están realizando investigaciones.

La investigación también ha demostrado que los cuerpos cetónicos pueden proporcionar beneficios cardiovasculares adicionales que afectan la función endotelial, la inflamación, la remodelación cardíaca y la función mitocondrial.

Estos beneficios podrían lograrse a través de la dieta cetogénica, pero el cumplimiento a largo plazo de la dieta es bajo, a menudo debido a problemas gastrointestinales. Existen alternativas a la dieta cetogénica o la ingestión de precursores de cetonas para lograr la cetosis, que incluyen la ingestión de sales de cetonas o ésteres de cetonas.

"Con numerosas vías para lograr la cetosis, los cuerpos cetónicos tienen implicaciones clínicas potenciales que requieren más estudios --apunta Westenbrink--. Es necesaria una mayor exploración de los enfoques terapéuticos para aprovechar los efectos beneficiosos de la cetosis. Creo que en los próximos años comprenderemos mucho mejor si los cuerpos cetónicos se pueden optimizar y utilizar en el tratamiento y la prevención de enfermedades cardíacas".