Publicado 01/07/2020 16:25CET

Salud.-Los traumatismos y las contusiones son unos de los principales motivos de consulta en niños durante el verano

Los traumatismos y las contusiones son unos de los principales motivos de consul
Los traumatismos y las contusiones son unos de los principales motivos de consul - QUIRONSALUD

MADRID, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los traumatismos y las contusiones son unos de los principales motivos de consulta en niños durante el verano, principalmente causadas por los baños y juegos en piscinas y playas o por el uso continuado de las bicis o patinetes, según ha comentado el cirujano Ortopédico Infantil de Hospital Quirónsalud Sagrado Corazón, José Lirola.

Los traumatismos óseos más numerosos se producen en las extremidades, tanto superiores como inferiores, siendo los más frecuentes de mayor a menor incidencia los de radio, húmero, tibia, clavícula y fémur. Estos traumatismos causan un gran malestar en los niños y en sus padres, dado que pueden condicionar de gran manera el disfrute del periodo vacacional.

"Eltejido óseo infantil presenta unas características especiales que lo diferencian del adulto, su respuesta al traumatismo es diferente y esto hace que existan unas fracturas específicas en los niños. Los huesos tienen mayor elasticidad y son más resistentes a los traumatismos", ha explicado el experto.

Igualmente, continúa el doctor, permiten una reducción "más sencilla" de la fractura, cuando existe desplazamiento, y una "más rápida" consolidación. Según el experto, España era uno de los pocos países europeos que seguía utilizando sólo las escayolas tradicionales, una técnica que tiene más de 160 años.

La inmovilización con yeso es el procedimiento más frecuentemente utilizado en toda la Traumatología, y es usado tanto para mantener la reducción de una fractura hasta que consolide el hueso, como para no permitir el movimiento de una articulación después de una cirugía.

Con los materiales tradicionales, venda de algodón y yeso, la recomendación fundamental es no mojarlos y, cuando se produce de manera accidental, deben ser cambiados por otros ya que el yeso se rompe y el algodón mantiene la humedad mucho tiempo provocando maceración de la piel y disconfort, así que los pacientes con inmovilizaciones no pueden tener una higiene adecuada ni disfrutar del agua en verano, ya sea en piscinas, ríos, parques acuáticos o playas.

En este sentido, el doctor Lirola, tras una estancia en el Boston Children*s Hospital (Estados Unidos), importó una novedosa técnica de inmovilización, os yesos waterproof, los cuales están hechos con un material que permite mojarlos e incluso sumergirlos en agua.

El equipo de Cirugía Ortopédica Infantil de Quironsalud Sagrado Corazón-IHP-Orthopediátrica, no utiliza los yesos tradicionales sino yesos waterproof. "Se trata de un procedimiento tan revolucionario que a los cinco minutos de su colocación ya se puede mojar y con el que, incluso, puedes nadar en el mar o la piscina. Además, y a diferencia con la escayola tradicional, la piel ni sufre ni tiene mal olor", ha dicho el doctor Lirola.

De hecho, estos yesos waterproof o escayolas sumergibles permiten al paciente poder bañarse a diario, ya sea en casa, en la playa o en la piscina. Son muy ligeros, reducen a menos de la mitad el peso del yeso tradicional y son divertidos porque los pequeños pueden elegir el color entre una gran variedad de ellos.

"No huelen mal como los yesos tradicionales, y si se produce picor, se puede aliviar con el roce del agua metiendo la escayola bajo el grifo. Además, no aparecen en la radiografía, permitiendo al traumatólogo una mejor visión de los huesos fracturados", ha zanjado el doctor.