El tratamiento con ablación, la mejor forma de controlar los síntomas de fibrilación auricular

Publicado 07/02/2020 12:08:33CET
Cardiólogo defiende el tratamiento con ablación como la mejor forma de controlar
Cardiólogo defiende el tratamiento con ablación como la mejor forma de controlar - QUIRÓNSALUD

MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

El tratamiento con ablación se ha consolidado en los últimos años como el mejor método para controlar los síntomas de palpitaciones y fatiga producidos por la fibrilación auricular, según ha asegurado un cardiólogo del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, el doctor Andreu Porta, con motivo de la celebración de las 'II Jornadas de fibrilación auricular, síncope e ictus'.

La fibrilación auricular es la arritmia más frecuente en el corazón humano y se cree que alrededor de un 25 por ciento de la población mayor de 80 años sufrirá algún episodio. El jefe del servicio de Cardiología del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid que dirige la jornada, el doctor José Ángel Cabrera, ha resaltado el impacto en la calidad de vida como una de las "consecuencias más devastadoras" de esta patología, debido a síntomas como palpitaciones, fatiga, falta de energía e intolerancia a los esfuerzos.

Por su parte, el doctor Andreu Porta que co-organiza la jornada ha asegurado que la fibrilación auricular también aumenta el riesgo de padecer una embolia por el "enlentecimiento del paso de sangre por las cavidades cardiacas". Por ello, los pacientes afectados por esta patología deberían ser tratados con anticoagulantes orales, como Sintrom, o con anticoagulantes directos.

"Es muy importante un diagnóstico correcto de la fibrilación auricular también porque esta afección está muy relacionada con el ictus", ha destacado además el doctor. Para el diagnóstico, recomienda realizar un electocardiograma en caso de un episodio de palpitaciones, donde se pueda observar un ritmo cardíaco irregular.

Asimismo, el especialista defiende que el tratamiento no solo es fundamental para el control del riesgo tromboembólico, sino también para el control de los síntomas de la fibrilación auricular. En este aspecto, el tratamiento con ablación ha jugado un papel importante en los últimos años, según han avalado dos estudios (CABANA y CIRCA-DOSE).

"Mediante dichos estudios, se ha observado que con la tecnología disponible en la actualidad se consigue una reducción en la cantidad de fibrilación auricular respecto a la fase pre-ablación del 99,3 por ciento de media con una tasa de complicaciones muy baja", ha detallado el doctor Porta.

Junto a la ablación, el experto ha destacado también la posibilidad de colocar dispositivos implantables para controlar si los episodios de fibrilación auricular se repiten y poder así actuar de forma precoz. "Estos dispositivos son capaces de transmitir la información de forma telemática a su médico a través de Internet", ha explicado. Por ello, considera esta clase de tecnología como "muy esperanzadora" para conseguir una prevención cercana al 100 por ciento en los episodios de fibrilación, además de disminuir el riesgo de ictus en los pacientes.

Finalmente, en opinión del doctor Cabrera, el abordaje de la fibrilación auricular debería realizarse en centros especializados en los que se traten sus "precipitantes, desencadenantes y agravantes", como las apneas del sueño, la obesidad o la hipertensión arterial. Según concluye el especialista, con el control de estos factores se conseguiría un "beneficio adicional" en la reducción de la fibrilación auricular.

Contador

Lo más leído

  1. 1

    México.- El asesinato de una mujer, desollada y mutilada, reabre el debate del feminicidio en México

  2. 2

    Costa Rica.- BDO integra el despacho González y Uribe en Costa Rica y refuerza su presencia en Latinoamérica

  3. 3

    Irán dice que los ataques contra bases en Irak con tropas de EEUU fue "una respuesta clara" a la muerte de Soleimani

  4. 4

    República Dominicana.- Mapfre adquiere el 51% de la aseguradora dominicana Ars Palic

  5. 5

    Coronavirus.- El presidente chino ordenó sin éxito la contención inicial del coronavirus en Wuhan el 7 de enero