Publicado 09/07/2020 11:24CET

El uso de los móviles no altera el volumen del cerebro en adolescentes, según un estudio

El uso de los móviles no altera el volumen del cerebro en adolescentes, según un
El uso de los móviles no altera el volumen del cerebro en adolescentes, según un - PIXABAY / NATUREADDICT - Archivo

Los resultados sugieren, sin embargo, un vínculo entre el wifi y un menor volumen del núcleo caudado del cerebro

BARCELONA, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un estudio del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) ha explorado por primera vez la relación entre los dispositivos móviles y el volumen cerebral de los adolescentes, y no ha encontrado ninguna asociación negativa.

El uso de dispositivos móviles por parte de menores lleva tiempo generando preocupación por sus posibles consecuencias en la salud de los menores, ha explicado en un comunicado este jueves el ISGlobal, pero este estudio epidemiológico pionero con 2.500 chicos y chicas holandeses lo ha descartado.

Sin embargo, aunque los resultados han demostrado que no hay un vínculo entre volumen cerebral y los campos electromagnéticos de radiofrecuencia (CEM-RF), el estudio sugiere "una posible asociación entre el uso de dispositivos para navegar por internet con conexión wifi y un menor volumen del núcleo caudado del cerebro".

Los investigadores han hallado un vínculo entre un menor volumen de esta parte del cerebro que interviene en la memoria y en la coordinación de movimientos y la dosis de CEM-RF de dispositivos con pantallas cuando se usaban para navegar por internet mediante conexión wifi y, de momento, no hay explicación al respecto.

Con todo, la investigadora de ISGlobal y primera autora del estudio Alba Cabré ha manifestado que "este resultado debe tomarse con muchísima cautela, ya que no se puede descartar la influencia de otros factores o hallazgo casual".

Según el ISGlobal, una posible explicación de los resultados seria la influencia de los factores sociales o individuales relacionados con ciertos usos de los dispositivos móviles, pero no hay suficientes datos para confirmarlo.

En este sentido, la investigadora del ISGlobal y coordinadora del estudio, Mònica Guxens, ha asegurado que "es necesario realizar más estudios sobre dispositivos de comunicación móvil y sus posibles asociaciones con el desarrollo del cerebro, independientemente de si la relación se debe a la exposición a CEM-RF u otros factores".